Tenía 49 años y estaba internada en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Zonal de Esquel. Ya hay 13 víctimas fatales en todo el país.
El virus lo transmiten las ratas, por eso se recomienda hacer limpieza y desinfección.
El virus lo transmiten las ratas, por eso se recomienda hacer limpieza y desinfección.

El brote de hantavirus sigue generando víctimas. En esta ocasión cayó sobre Susana Briones, una mujer de 49 años oriunda de Trevelin, que murió como consecuencia del brote en Chubut. De esta forma ya son 13 las víctimas fatales en toda la Argentina.
La mujer era madre de Jessica Luengo, una joven que ya había perdido la vida por la misma enfermedad. Los médicos presumen que se contagió el virus mientras cuidaba a su hija.

Briones había sido trasladada el martes al Hospital Zonal de Esquel donde estaba en terapia intensiva en estado delicado. El contagio está vinculado al brote de Epuyén, y es producto de una cadena de contagio persona a persona.

Leé también:  Hantavirus: cuatro personas se recuperaron gracias al antiviral "ribavirina"

Según el Ministerio de Salud de Chubut desde el 3 de diciembre hubo 29 casos confirmados de los cuales 27 se dieron en Esquel, uno en Bariloche y otro en Chile.

Mientras tanto, en Berisso hay un hombre internado en el Hospital Interzonal General de Agudos San Martín de la ciudad de La Plata en grave estado por el mismo motivo. «Los estudios del Instituto Malbrán confirmaron que se trata de hantavirus, con una cepa que no es la misma que la de Epuyén, sino una autóctona de esta región», apuntó el director de ese centro de salud, Alberto Urban.

¿Qué es?
El hantavirus es una enfermedad viral aguda grave, causada por el virus Hanta. Los ratones silvestres (principalmente los colilargos) lo transmiten a las personas, eliminando el virus en la saliva, las heces y la orina.

Leé también:  Consideran que el brote de hantavirus está absolutamente controlado en Chubut

¿Cómo se transmite?
Por inhalación: Es la causa más frecuente. Ocurre cuando respiramos en lugares abiertos o cerrados (galpones, huertas, pastizales) donde las heces o la orina de los roedores infectados desprendieron el virus contaminando el ambiente.
Por contacto directo: Al tocar roedores vivos o muertos infectados, o las heces o la orina de estos roedores
Por mordeduras: Al ser mordidos por roedores infectados.
Por vía interhumana: puede transmitirse entre personas a través del contacto estrecho con una persona infectada durante los primeros días de síntomas, a través de la vía aérea.

¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas se parecen a un estado gripal: fiebre, dolores musculares, escalofríos, cefaleas (dolores de cabeza) náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea. Después de algunos días puede haber dificultad respiratoria que puede agravarse produciendo lo que se conoce como «síndrome cardiopulmonar por hantavirus», que puede llevar a la muerte si la persona no es internada a tiempo.