El ejecutivo formalizó hoy los dos días de duelo nacional por el trágico incendio de ayer en un depósito del barrio porteño de Barracas, por los siete bomberos y los dos rescatistas que murieron.

bomberos
El Gobierno formalizó hoy los dos días de duelo nacional por el trágico incendio de ayer en un depósito del barrio porteño de Barracas y destacó "el profesionalismo y el heroico valor demostrado" por los siete bomberos y los dos rescatistas que murieron en el siniestro.

El decreto que establece que desde la víspera y durante esta jornada la bandera permanezca izada a media asta en los edificios públicos lleva el número 137 y fue publicado en el Boletín Oficial con las firmas de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

En los considerandos, la norma dispuesta ayer señala "que el luctuoso accidente acaecido como consecuencia del incendio y posterior derrumbe de un depósito situado en el referido barrio porteño ha provocado una enorme consternación y la pérdida de varias vidas humanas, como así también numerosos heridos".

En ese marco, subraya "que el Gobierno y el pueblo de la Nación Argentina acompañan con su solidaridad y pesar el dolor de los familiares de las víctimas" que perdieron la vida en el siniestro.

Finalmente, se reconoce "el profesionalismo y el heroico valor demostrado por los bomberos de la Policía Federal, el comisario inspector Leonardo Arturo Day; la subinspectora Anahí Garnica; los cabos primero Carlos Veliz, Maximiliano Martínez y Eduardo Adrián Conesa; el agente bombero Juan Monticelli; los integrantes de Defensa Civil Pedro Baricola y José Méndez, en carácter de servidores públicos, y el bombero voluntario Sebastián Campos, que en un gesto que los enaltece han ofrendado sus vidas en defensa del patrimonio de terceros y en cumplimiento del deber".