Para no tirar las cajas de los CD, un panel con fotos será una buena opción para reciclarlas y convertirlas en portarretratos.

MATERIALES

  • Tabla de fibrofácil
  • Acrílico negro y blanco
  • Pinceleta, pincel chato y redondo
  • Cajas de CD en desuso
  • Cinta de enmascarar y cartón
  • Masilla epoxi
  • Pintura en aerosol plateada
  • Abrojo autoadhesivo

1. RESULTADO FINAL

2. Pintar la tabla de fibrofácil con una base pareja de acrílico negro, utilizando la pinceleta. Dejar secar. La medida de la tabla dependerá de la cantidad de fotos que se deseen colocar.

3. Colocar dos tiras de cinta de enmascarar en cada lateral de la pieza, a 2 cm de los bordes. Con el pincel chato y blanco, pintar franjas oblicuas desde la cinta hacia fuera y luego retirarlas.

4. Con un pincel redondo fino y acrílico blanco realizar la inscripción deseada en la parte superior del panel. Diluir la pintura a punto tinta para que el pincel se deslice fácilmente.

5. Seleccionar las tapas de los CD y con una pinza cortar los extremos que funcionan como bisagra con la caja. Enmascarar con cinta un recuadro interno. Simular tornillos en los extremos con masilla.

6. Una vez seca la masilla, pintar el marco externo con plateado en aerosol. De ser necesario, proteger el centro con un papel, ya que si se mancha no se puede limpiar. Retirar las cintas.

7. Para armar el portarretrato, cortar la foto de igual medida que la tapa del CD. Cortar un cartón igual para sujetar la foto y dar espesor. Insertar en la tapa en ese orden. Cortar abrojo y pegar en el centro del cartón.

8. Presentar los CD sobre el panel. Pegar sobre él el otro tramo de abrojo. Apoyar los portarretratos de modo que las dos partes del abrojo coincidan, para adherirlos.