Será este sábado en la Estancia de los Remedios de El Jagüel. Habrá bandas en vivo, show para chicos, una muestra fotográfica y buffet económico.
Los trabajadores buscan visibilizar sus reclamos en un festival para toda la familia.

Los trabajadores de Cresta Roja y Arcynur (ex Ran Bat) organizarán este sábado un festival solidario en la Estancia de los Remedios (Fair al 2900) de la localidad de El Jagüel, Esteban Echeverría, para visibilizar sus reclamos y recolectar dinero y donaciones para ayudar a las familias de los empleados que quedaron en la calle en ambas empresas.

El evento comenzará a las 10 y se extenderá hasta las 19. Contará con la presencia de bandas en vivo, espectáculos para niños, una muestra fotográfica y buffet económico.

“Todo lo que se junte irá a parar a la olla de los trabajadores. La mayoría está pasando por un momento muy complicado porque hoy no hay trabajo, no hay changas, no hay absolutamente nada”, señaló Carlos Staciuk, uno de los cientos de operarios despedidos de Cresta Roja.

Leé también:  Protestas en el Centro Atómico de Ezeiza ante los despidos en Conuar

“La verdad estamos en una situación muy delicada, nunca pensamos llegar hasta acá. Desde que nos despidieron venimos acampando, sosteniendo un fondo de lucha en la puerta de la planta para ayudar al sostén de los compañeros. Sabemos que esto no se va a solucionar en lo inmediato, con el gobierno actual, pero no vamos a bajar los brazos”, resaltó.

La actividad se llevará a cabo en el predio ubicado junto a la planta 2 de Cresta Roja, un lugar “emblemático” para los trabajadores, por lo que representa. Allí el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal escenificaron un acto para hablar que se venía una “nueva etapa” en el país, finalmente esa promesa terminó de la peor manera.

Leé también:  Mondelez podría suspender a 500 trabajadores por seis meses

En Cresta Roja, tras la reactivación de la planta en 2016, los empresarios no le devolvieron el trabajo a muchos de los trabajadores cesanteados y suspendidos. Y por si eso fuera poco luego aplicaron un nuevo ajuste que terminó con alrededor de 180 despidos.

En el caso de Ran Bat, tras una ardua lucha de los trabajadores, la fábrica de Burzaco volvió a retomar su producción, pero apenas un mes después de esa conquista, la planta fue desmantelada por los dueños y los operarios ahora la ocupan a la espera de respuesta.

“El hambre y los puestos de trabajo no pueden esperar, por eso hacemos un llamado a todos/as los/as trabajadores/as, vecinos, juventud, medios de comunicación, agrupaciones sociales y políticas a participar activamente de este encuentro”, dicen los organizadores.

Su intención es que su grito de lucha se multiplique por miles.