Los veteranos solicitarán ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que las torturas, agresiones y ataques que sufrieron los soldados argentinos de parte de los propios mandos del Ejército se investiguen como delitos de lesa humanidad.

La megacausa en los tribunales federales de Río Grande no avanza.

El Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (CECIM) pedirá este lunes a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Santo Domingo, que intermedie ante el Estado para que se comprometa a investigar como delitos de lesa humanidad los abusos que sufrieron los soldados argentinos durante la guerra entre Argentina y Gran Bretaña.

El ex combatiente Silvio Katz fue uno de los primeros soldados que denunció abusos, torturas y agresiones por parte de sus superiores cuando, como soldado, estuvo movilizado en las islas del Atlántico Sur durante el conflicto bélico de 1982. Esto motorizó a otros a seguir sus pasos y a partir de allí se abrió una causa en Tierra del Fuego

Leé también:  Alberto Fernández recibió a organismos de Derechos Humanos

Hoy la megacausa en los tribunales federales de Río Grande tiene 120 denunciantes y 95 imputados, pero avanza a pasos muy lentos debido a que un fallo de la Corte Suprema en 2015 declaró que una de las denuncias había prescripto y eso amenazó con paralizar todo el proceso.

"Necesitamos que eso se active para que haya Justicia y podamos cerrar una herida que sigue abierta desde hace 36 años”, explicó Katz que a pesar del paso del tiempo lleva como un estigma los maltratos de sus propios mandos del Ejército mientras debía combatir a las fuerzas del Reino Unido en una guerra desigual.