Lo aseguró el fiscal Jorge Di Lello, al tiempo que aseguró que si no se acepta su apelación a la decisión del juez Sebastián Casanello de no enviarlo al proceso, "siempre queda la posibilidad de presentar un recurso de queja en la Cámara" Federal.

macri
El fiscal federal Jorge Di Lello adelantó que si no se acepta su apelación a la decisión del juez Sebastián Casanello de no enviar al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, al proceso, "siempre queda la posibilidad de presentar un recurso de queja en la Cámara" Federal.

"Hay elementos probatorios para que el ingeniero Macri vaya a juicio", aseveró Di Lello en una entrevista concedida esta mañana a Radio Vorterix, y recordó que "hace más de un año que la instrucción quedó cerrada".

"Si el juez dice que no es viable o técnicamente procedente, siempre queda la posibilidad de presentar un recurso de queja en la Cámara" (Federal), señaló.

Seguidamente, sostuvo que "producto de este sistema que no es ni chicha ni limonada usted encuentra en que no se sabe dónde termina la instrucción y se discute".

"Por ejemplo, la causa AMIA dice que la instrucción fue una cosa y la resolución de la causa fue otra con coletazos que todavía están dando vueltas casi 20 años después", comparó.

Di Lello señaló que "las conclusiones de la instrucción fueron absolutamente revertidas en el debate".

"Un análisis, si se siguiera las del doctor Casanello, de quien aclaro que es un brillante estudioso del Derecho, la lógica sería que se hizo mal la instrucción porque la conclusión de la sentencia era otra", continuó.

Para el fiscal, "no puede seguir en instrucción una causa que se inició en 2009 y que vayan todos a juicio oral, menos uno".

Lo fundamentó en "una cuestión de razonabilidad funcional, que es de congruencia", y puso como ejemplo a la justicia ordinaria, donde "una instrucción tan larga genera reproches de los tribunales orales".

"En esa lógica me parece que hay elementos suficientes para que lo discutan amigablemente entre todos en la etapa del debate, que es el juicio de oral", completó.

Días atrás, al mandar la causa a juicio, el juez Casanello dijo que eran insuficientes las pruebas contra Macri.

Esta decisión del magistrado fue apelada ayer por el fiscal Di Lello, quien en su recurso de apelación afirmó que las imputaciones y cargos "fueron debidamente acreditados a lo largo de este extenso expediente".