El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que "el Ejército no mató a nadie", al comentar el asesinato de esta semana: un artista viajaba con su familia y su vehículo fue acribillado por 80 tiros de fusil efectuados por una patrulla militar en Río de Janeiro. ¿Qué sucedió?
Sucedió esta semana, en Río.

¿QUÉ SUCEDIÓ? Hace dos días, una patrulla del Ejército mató a Evaldo Rosa dos Santos, de 46 años, al hacer 80 disparos contra el automóvil en que viajaba junto con su familia.

El argumento de los nueve militares detenidos fue haber confundido el automóvil de una familia con un grupo de delincuentes.

En el episodio otras dos personas resultaron heridas y Bolsonaro se refirió hoy por primera vez al homicidio durante un contacto con la prensa en Macapá.

Leé también:  Guerra de bandas en una carcel de Brasil: 52 muertos

La justicia militar es la encargada de la investigación en virtud de un decreto firmado por el ex presidente Michel Temer durante la intervención castrense en Río de Janeiro, una exigencia de las Fuerzas Armadas para no ser sometidos a la justicia civil por supuestos abusos o violaciones a los derechos humanos.

"El Ejército investiga rigurosamente, no pone la basura debajo de la alfombra", destacó Bolsonaro.

La ola de violencia que enfrenta Río de Janeiro desde los Juegos Olímpicos de 2016 ha dejado más de 6.000 muertos cada año, algo que no pudo frenar la intervención de la seguridad pública, medida que se implementó en Río durante 2018.

Leé también:  Lo buscaba la Policía y lo atraparon cuando fue a votar

La intervención, implementada el 16 de febrero de 2018 y que se extendió hasta el 31 de diciembre del año pasado, cedió al Ejército el control de la seguridad pública en Río.

Durante los 10 meses que se implementó la medida en Río, 1,375 personas murieron por acciones policiales, un 33.6 % más con relación al mismo período de 2017, según la ONG Observatorio de la Intervención.