Los argentinos chapeamos con nuestros inventos, como el colectivo, los alfajores y la birome, pero los chinos nos pasan en trapo en esta materia.

La milenaria cultura asiática cuenta con una enorme lista de invenciones, como la pólvora, el papel, el compás, los fideos, la carretilla, el sismógrafo, los barriletes, la seda, los billetes, la brújula y sigue la lista.

¿Pero no sabés que más inventaron? El Zoom, esta aplicación tan popular en días de cuarentena y que también le dio una gran mano a la educación a distancia ante la irrupción de la pandemia.

Ese Zoom de múltiples usos, y que se instaló en el sistema educación, fue creado por un tal Eric Yuan, un chino casi desconocido hasta hace poco y nada.

El oriental es el fundador Zoom, y ahora se metió en la lista de multimillonarios que confecciona la revista Forbes con una fortuna que se calcula en unos 7 mil 800 millones de dólares, una cifra más que suculenta.

Yuan es hijo de ingenieros, nació en la provincia de Shandong, China y luego estudiar la misma carrera que sus progenitores, se fue a trabajar cuatro años a Japón. De todos modos, ya tenía su pasaje aéreo para llegar a los Estados Unidos.

Eric quería llegar a la tierra del “Tío Sam” para hacer su propia aventura en la innovación tecnológica que estaba creciendo a mediados de los ‘90 en California.

De todos modos, su visa fue rebotada en ocho oportunidades. Después logró conseguir el permiso para vivir y trabajar en los Estados Unidos en 1997, cuando tenía 27 años.

Con una carrera ascendente, Yuan trabajó como programador en WebEx, después se convirtió en vicepresidente de Ingeniería de lo que ya era Cisco Systems.

En 2011, le presentó a los popes de Cisco su proyecto para crear una aplicación para realizar videoconferencias en computadores de escritorios, tablets y celulares. Lo rechazaron y ahí nomás creó Zoom.

"La primera vez que imaginé Zoom fue cuando era estudiante universitario en China y regularmente tomaba un tren de diez horas para visitar a mi novia, que ahora es mi esposa. Detestaba esos viajes y solía imaginar otras maneras de visitar a mi novia sin tener que viajar. Esos sueños eventualmente se convirtieron en la base de Zoom",  contó Yuan.

Los directivos de Cisco no deben creer ahora el negocio que tuvieron entre manos y que descartaron, perdiendo millonadas de dólares por esta decisión  desacertada.

Por suerte para los docentes, Eric creó la empresa Zoom y nos propició de una herramienta tecnológica fundamental para los docentes en estos días.