Se trata de un joven de 28 años. Se había llevado televisores, estufas, radiograbadores y distintos objetos en un carrito de supermercado. Lo descubrió una vecina que llamó al 911.
El movimiento de gente por estos días en la parroquia es muy poco.

Un joven de 28 años fue detenido infraganti en plena cuarentena, acusado de robar varios electrodomésticos y distintos objetos de la Parroquia Nuestra Señora de La Conquistadora de la localidad de Gerli, según informaron este lunes fuentes policiales.

El hecho ocurrió ayer, cerca de las 9 de la mañana, cuando una vecina que realiza trabajos solidarios en el templo de la calle Anatole France 1802 se comunicó con el 911 tras observar a alguien que entró al lugar y salió con un carrito de supermercado con cosas.

Leé también:  Restricciones: los supermercados de Lanús sólo pueden vender artículos esenciales

Según los voceros, la denunciante, una anciana de 81 años que pertenece a Cáritas, detalló que el sospechoso era un hombre que vestía una campera negra y un jogging azul. Por eso, personal del Comando de Patrullas desplegó un operativo para buscarlo por la zona.

Mientras tanto, efectivos se acercaron hasta la parroquia y descubrieron que el delincuente había roto la reja de una de las ventanas para poder ingresar. Además, había dejado varios bolsos en el interior con más electrodomésticos y ropa que, se cree, iba a volver a buscar.

Minutos más tarde, los policías dieron con el sospechoso, identificado como Alexis Gabriel Sarmiento de la Cruz (28), a quien le incautaron dos televisores, tres estufas, una plancha, un reproductor de DVD y dos radiograbadores que llevaba en el carrito.

Leé también:  Encuentran a un joven muerto de un balazo en Avellaneda e investigan si cometió un asalto

También se hallaron en su poder un reloj de pared, ocho cuchillas de cocina, un termo, un par de zapatillas y varias prendas de vestir, precisaron las fuentes.

El joven fue detenido y puesto a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Avellaneda, a cargo de Alejandra Olmos Coronel, quien caratuló el expediente como "robo" y dispuso las diligencias de rigor para avanzar con la causa.