El especialista que le realizó el estudio a la periodista y legisladora que derivó en su muerte se mostró shockeado y remarcó que el endoscopio es "inofensivo".

En la sexta audiencia del juicio por la muerte de la periodista Débora Pérez Volpin en 2018, declaró el endoscopista Diego Bialolenkier, imputado por "homicidio culposo" junto a la anestesista Nélida Puente.

En su declaración, aseguró que “el endoscopio es un elemento totalmente inofensivo”. “Hice más de 5.000 trabajos y estoy muy dolido, esto me cambió la vida totalmente, nunca pensé que iba a pasar esto”, dijo entre llantos Bialolenkier. Y agregó: "Lamento mucho lo que pasó porque era mi paciente".

Diego Bialolenkier está imputado por "homicidio culposo" junto a la anestesista Nélida Puente.
Diego Bialolenkier está imputado por "homicidio culposo" junto a la anestesista Nélida Puente.

Tras la audiencia, la médica y cuñada de Débora Pérez Volpin, Ileana Saenger, dijo que al reunirse con el endoscopista, quien estaba a cargo de la intervención, “se encontró con una persona en shock” y “no con un médico sólido, que diera explicaciones del caso”.

Saenger contó que quien habló fue Nélida Puente, la anestesista, quien le dijo que le había dado corticoides al notar que Débora “tenía hinchazón en cara, cuello y hombro”. “Me dijo que vio que crepitaba y la ventiló para que recuperara la saturación, pero que el cuerpo seguía deformándose”, recordó Saenger.

El juicio oral y público que comenzó el lunes pasado cuenta con 58 testigos que darán sus testimonios. Se espera que la próxima audiencia se realice el jueves, para cuando está prevista la declaración de una perito pedida por la defensa de Bialolenkier, a lo que seguirá la etapa de alegatos.