El Milrayitas no podrá contar con Renzo Spinaci y Ulises Ortegoza en los próximos partidos y eso genera un dolor de cabeza en el entrenador Juan Carlos Kopriva.
El Milrayitas tiene bajas sensibles en el equipo.

Al buen momento que vive el equipo, Los Andes no puede tener una felicidad completa en este inicio de la Primera B. Las lesiones siguen siendo un tema de complicación para el Milrayitas y eso le impide al entrenador Juan Carlos Kopriva tener todo el equipo a disposición.

El técnico no pudo poner su once ideal en los últimos dos compromisos (empate 1-1 ante Defensores Unidos y victoria por 1-0 ante Talleres de Escalada) y tuvo que modificar su idea madre ante el Tallarín, con la inclusión de Matías Contreras como volante central y Guillermo Pereira como extremo por la derecha.

Leé también:  Un bombazo y tres puntos de oro para Lomas

“Estamos muy justos, es un plantel muy corto, con muchos chicos, trataremos de buscarle la forma y la solidez que requiere este torneo y sobre todo la agresividad que necesitamos para ganar los partidos”, se lamentó el entrenador.

El Milrayitas seguirá sin poder contar con el mediocampista Renzo Spinaci, ya que padece un esguince de tobillo y tendrá 30 días más de recuperación, según informó Kopriva en la última conferencia de prensa. Y a esa baja se le sumó la del juvenil Ulises Ortegoza, quien padece una distensión y estará varios partidos afuera de las canchas.

Esto le trae un doble dolor de cabeza para el DT, debido a que los dos juegan en la misma posición y para mantener el doble cinco tuvo que recurrir a Contreras, que es netamente central.

Leé también:  Los Andes quiere comer tallarines y festejar otro triunfo

“Hay que estar preparados a todo. Por suerte ya está bien Galeano, con lo que sumamos una nueva alternativa en el medio, y buscaremos parar el mejor equipo que podamos”, remarcó Kopriva.

El otro que futbolista que arrastra una molestia física es Dimas Morales, a quien una contractura le genera varios dolores de cabeza. Si bien no se perdió ningún partido, tuvo que salir en el segundo tiempo en los últimos dos encuentros. Él también será evaluado en la semana para definir si está o no en condiciones de jugar.