El relevamiento fue realizado por ONGs junto al Gobierno nacional. En total, ocupan una superficie mayor a la de la Ciudad de Buenos Aires y  tienen unos 3 millones de habitantes.

Están catalogadas como zonas vulnerables.

Un informe realizado por el Gobierno nacional y organizaciones sociales relevó que en Argentina hay más de 4 mil villas, que si se agruparan en un espacio ocuparían una superficie mayor a la de la Ciudad de Buenos Aires.  En estas ciudades de emergencia habitan más de 3 millones de personas.

Los datos surgen del Relevamiento Nacional de Barrios Populares destinado a identificar villas y asentamientos informales de todo el país. El mismo incluirá una vez finalizado un informe detallado sobre la población y cómo habitan.

Si bien todavía se encuentran analizando los datos obtenidos en el censo del 60% de los hogares de este tipo que existen en el país, el informe asegura que en Argentina existen 4.228 barrios populares, que ocupan en su conjunto un total de 330 kilómetros cuadrados, siendo que la Ciudad de Buenos Aires sólo tiene 230.

Si vamos a la cantidad de habitantes, conlleva un total de más de 3 millones de personas, muchas de las cuales según las ONGs implicadas en la tarea - Cáritas Argentina, TECHO, Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC)- ven vulnerados sus derechos y necesidades básicas; mientras dos de cada diez villas atraviesan una situación crítica.

Según definieron para el estudio, un barrio popular es aquel donde viven al menos 8 familias agrupadas o contiguas, donde más de la mitad de la población no cuenta con título de propiedad del suelo ni acceso regular a dos o más de los servicios básicos: red de agua corriente, de energía eléctrica con medidor domiciliario y/o red cloacal.

Unos 1.600 de estos barrios se encuentran en el conurbano bonaerense, siendo que más de la mitad nacieron antes del año 2000 y casi un cuarto del total son posteriores a 2010.

En el marco de estas tareas que pretenden la urbanización, ya se relevaron a más de 500 mil familias y  60 mil de ellas recibieron su Certificado de Vivienda Familiar que les permitirán acceder a los servicios básicos.