La Escuela Municipal de Arboricultura, Jardinería y Ecología Aplicada informó a los vecinos que quedaron automáticamente anotados para el segundo cuatrimestre.
La escuela está cerrada y tiene guardias para garantizar su mantenimiento.

Por el aislamiento preventivo y obligatorio, la Escuela Municipal de Arboricultura, Jardinería y Ecología Aplicada (Emajea) postergó los cursos cortos que se iban a desarrollar en el primer cuatrimestre. Mientras que la Tecnicatura continúa bajo la modalidad a distancia.

"Estaban todos los cursos completos con un total de 500 personas. Por correo, notificamos a las inscriptos que quedaron automáticamente anotados para el segundo cuatrimestre", contó Florencia Silva, directora de Emajea, y agregó: "Por este año, no se abrirá la inscripción en julio y vamos a esperar la decisión de las autoridades en relación a la fecha en la que se retomarán las clases en la escuela, donde la cursada es más práctica que teórica".

Leé también:  Las sanciones que podrán recibir quienes rompan la cuarentena estricta

La oferta académica de este año comprenderá dos cursos bimestrales, uno de techos verdes y jardines verticales, y otro de mantenimiento de maquinaria para jardinería. Y otros 12 cursos cuatrimestrales de huerta orgánica, plantas aromáticas y medicinales, cactus, hidroponia, suculentas, diseño de jardines de bajo mantenimiento, jardines urbanos, producciones florales, introducción al cultivo de rosas, y hongos comestibles.

En cuanto a la Tecnicatura, que dura tres años y se cursa cuatro veces por semana, se está implementando la educación a distancia. "Se hace en forma virtual con clases que los profesores coordinan vía Zoom y enviando trabajos por correo. Tuvimos que adecuarnos al calendario académico porque hay un convenio firmado con la Universidad de Lomas", detalló Silva.

Leé también:  Las 17 propuestas culturales de la UNLa para aprender a distancia

MANTENIMIENTO. El Municipio organizó un operativo especial de fumigación en Emajea. En el predio ubicado en Frías 1475, que tiene grandes extensiones, las tareas se desarrollaron con un insecticida de alto alcance y maquinaria de última tecnología como termonieblas y vaporizadores.

"Como son cuatro hectáreas, era necesario realizar un operativo de esas características. También estamos haciendo guardias para garantizar el mantenimiento con corte de pasto y riego para que la producción no se pierda. No podemos cerrar la escuela porque, si se abandona, después cuesta mucho más que vuelva a su estado original", destacó la directora.