La nueva devaluación del peso y la escalada del riesgo país encendieron las alarmas sobre el estado de situación de las cuentas argentinas.
Un tema central para la próxima gestión.
Un tema central para la próxima gestión.

El próximo Gobierno, ya sea la continuidad de Mauricio Macri o Alberto Fernández, tendrá desde el primer día de su gestión un tema ineludible en su agenda financiera: la deuda.

Un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) alertó que el Estado deberá afrontar vencimientos por más de US$180.000 millones durante los próximos cuatro años.

Según el relevamiento, el año próximo la Argentina deberá responder por US$48.686 millones. Para 2021, el monto de la deuda a pagar será de US$44.953 millones, mientras que en 2022 el dinero exigible ascenderá a US$46.499 millones.

Leé también:  El dólar oficial sigue planchado, pero el blue sube ante una mayor demanda

En tanto, para el último año de mandato del próximo gobierno los compromisos asumidos ascenderán a US$ 37.800 millones.

Desde la UndAv indicaron que los vencimientos de deuda "son impagables" para el próximo Gobierno "si no se realiza una renegociación". En ese contexto, desde la casa de estudios consideraron que la situación "demanda negociaciones que debería iniciar en este momento el poder ejecutivo si quiere realmente tranquilizar a los mercados".

La devaluación post PASO fue la tercera mayor desde el fin de la convertibilidad. “La brusca corrida contra el peso como era de esperar afectó fuertemente a los activos argentinos a tal punto de convertir al día después de las PASO en un verdadero lunes negro”, indicaron.