La obra podría estar lista en agosto de 2020, estiman desde el Municipio.

El intendente Néstor Grindetti supervisó las obras junto a la senadora Gladys González.

Las obras en el predio donde se levantará el Polo Curtidor de Lanús no detienen su marcha. Por estos días, máquinas de gran porte y una gran cantidad de trabajadores se encuentran demoliendo las estructuras existentes, avanzan con la apertura de las calles internas y la construcción de conductos pluviales que desembocarán en el Riachuelo

El Parque, dedicado exclusivamente a una de las industrias más tradicionales de la ciudad, se levantará en un espacio de alrededor de 16 hectáreas, con un total de 26 parcelas en las que se podrán instalar hasta 60 fábricas, precisaron. Según las proyecciones que manejan desde el Municipio, el polo podría estar listo en agosto de 2020.

Leé también:  El video de la persecución y detención en plena avenida de Lanús

Se trata de un proyecto que data desde principios de la década de los ‘80, pero recién en los últimos años volvió a salir a flote y empezó a moverse.

"La intención es que las empresas que se radiquen allí tengan acceso a una planta de tratamiento de efluentes para cumplir con los estándares ambientales que imponen las leyes vigentes”, explicaron.

El plan representa una inversión de $243.363.446 y apunta a mitigar la contaminación en la cuenca del Matanza.

La semana pasada el intendente, Néstor Grindetti, y la senadora nacional Gladys González recorrieron la zona para conocer el avance de las obras.