El Sumo Pontífice expresó a través de una nota su dolor por el fallecimiento de los nueve bomberos en el incendio del depósito y pidió a Dios "que otrogue consuelo a los afectados".

papa
El Papa aseguró sentirse "profundamente apenado" por la muerte de los nueve bomberos y rescatistas que perdieron la vida mientras combatían el incendio ocurrido en un depósito de documentación bancaria en Barracas.

"Quisiera transmitir a todos mi cercaní­a y decirles que me siento muy unido a los que sufren y están abatidos por tan lamentable suceso" señaló el Papa a través de la Nunciatura Apostólica, según precisó la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA).

Asimismo, el Pontífice pidió a Dios que "otorgue consuelo y fortaleza a los afectados por tan trágica desgracia e inspire, a todos, sentimientos de solidaridad fraterna, que ayuden a afrontar esta adversidad de la mejor forma posible".