El Don Juan argento mandó a construir una casa en la localidad de Martínez para irse a vivir con Sabrina, su última conquista amorosa. ¿Cazador cazado?

image001

Luego de un tendal interminable de conquistas amorosas, el Don Juan serial de Matías Alé quiere cambiar de hábitos y hasta mandó a construir un nido de amor, en la paqueta localidad de Martínez, para convivir en él con Sabrina Ravelli, su nueva novia.
“Él mandó a construir una casa en Martínez, y en marzo nos la entregan”, confesó la chica de soñadores ojos verdes sobre los planes inmobiliarios y sentimentales de la pareja, que ya es el amor del amor en la farándula criolla.
La familia de Sabrina tardó en darle la bendición a este noviazgo por el prontuario del ex de Graciela Alfano y hasta le advirtieron a la “nena” los riesgos que podía correr por el pasado condenatorio del muchacho.
Pero ninguna de esas profecías se está cumpliendo. “Hoy apuesto a esta pareja, y es más, en marzo nos vamos a mudar juntos. ¡Queremos convivir!”, aseguró enfática la actriz de 28 años.
Al margen de la inminente convivencia en un chalecito de la zona norte, la pareja ya sueña con
pasar por el altar y “tener muchos hijitos”, como decía Susanita.
“Lo único que quiero decir es que estamos en un momento mágico y que hoy ninguno de los dos quiere que nadie venga a joder nuestra relación”, concluyó la jovencita enamorada en un castellano liso y llano.