El pediatra Alberto Russo deberá sentarse en el banquillo del Tribunal Nº 6 de la Ciudad de Buenos Aires y enfrentará los cargos de producción, facilitación, distribución y tenencia de pornografía infantil.
En un allanamiento en su domicilio se descubrió gran cantidad de material que lo compromete.

El próximo lunes comenzará el juicio oral y público contra el médico pediatra Alberto Russo, que trabajaba en el Hospital Garrahan y está acusado por delitos relacionados con la pornografía infantil. El debate será presidido por el titular del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nº 6 de la Ciudad de Buenos Aires, el juez Gonzalo Rúa.

El proceso comenzará a las 10:00 de esa jornada y se espera que durante varias jornadas declaren 53 testigos, 36 de ellos ofrecidos por todas las partes, y 17 sólo por la Defensa.   La fiscalía y la querella acusan al profesional de los delitos de producción, facilitación, distribución y tenencia con fines de distribución de material de pornografía infantil".

Leé también:  “Fuerza Ian” arrancó la colecta de juguetes para donar al Hospital Garrahan

La acusación estará encarnada en la fiscal Daniela Dupuy, mientras que los abogados María Susana Ciruzzi, Gustavo Enrique Montenegro y Carlos Gabriel Jait constituirán la querella que representa al Hospital Garrahan. Como asesor tutelar actuará Rodrigo Dellutri.

Está previsto que el debate se desarrolle los días lunes 28, martes 29 y miércoles 30 de octubre y el día lunes 4 de noviembre. No obstante, está previsto que el juicio se prolongue en una o dos jornadas más, las que podrían ser el martes 5 y miércoles 6 de noviembre.

El médico, de 56 años, había sido detenido el 29 de mayo pasado, como derivación de una investigación iniciada por autoridades de Estados Unidos y Brasil en la que se señalaba varios domicilios de Argentina desde los que se distribuía material de pornografía infantil.

Leé también:  Alumnos realizan una jornada de formación ciudadana que incluirá una colecta de sangre

Del domicilio de Russo se secuestró una importante cantidad de archivos con imágenes pornográficas con niños de hasta 14 años, algunas de ellas tomadas en el Hospital Garrahan.