El FMI le respondió a la vicepresidenta, Cristina Kirchner. Además, sostuvo que no hubo una violación del reglamento interno del organismo para ayudar al macrismo.
La búlgara, al frente del organismo, le bajó el pulgar al pedido de Cristina.

Luego de sus declaraciones, el FMI le respondió a la vicepresidenta, Cristina Kirchner, y recalcó que no es posible una quita de deuda con nuestro país. Además, argumentó que no hubo una violación del reglamento interno del organismo para ayudar al macrismo.

El vocero del organismo multilateral, Gerry Rice, aseguró que el Fondo no violó sus estatutos al prestarle al gobierno de Mauricio Macri, tal como señaló la expresidenta. Asimismo, destacó que “hay límites legales para decidir posponer los pagos”.

El estatuto prohíbe que los fondos del FMI se utilicen para la fuga de capitales, como terminó efectivamente ocurriendo gracias a los permisos (tácitos) del Fondo para que el Banco Central de Guido Sandleris saliera a vender los dólares del préstamo para contener el precio de la divisa en plena campaña electoral.

En una conferencia de prensa, Rice aseguró desde Washington que, pese a las críticas que formuló el ministro Martín Guzmán en el Congreso, el diálogo con el Gobierno es “constructivo”.

“Tenemos un diálogo muy activo entre el staff técnico y el Gobierno. Caracterizamos este dialogo como constructivo. Y Sigo pensándolo así: compartimos los objetivos del Gobierno para estabilizar la economía y proteger a los más débiles con un crecimiento inclusivo”, expresó el funcionario.

Desde Cuba, Cristina había cuestionado al Fondo: "¿Cómo que el estatuto prohíbe hacer hacer una quita? También prohíbe que se den préstamos para la cuestión cambiaria y permitir la fuga del dinero. ¿Y por qué vamos a hacer valer una prohibición y la otra no? Quiero que me apliquen el estatuto del Fondo entero, del primer al último capítulo, no me elijas el capítulo. Me aplicás que no pueda hacer quitas pero te aplicás el que dice que no me podías prestar para fugar como la fugaron".