En lo que va de la temporada, Los Andes no pudo llegar a la cima del torneo y cada vez que tuvo una chance, la desperdició. El sábado tendrá otra. ¿Podrá romper el karma?
Los Andes sumó 10 puntos sobre 15 y sueña con ser puntero.

Cuando cerró la quinta fecha de la Primera B, Los Andes le dio otro valor al empate con Talleres de Remedio de Escalada. Y es que con ese punto, quedó a uno de los líderes Tristán Suárez y Acassuso y el sábado, en caso de ganarle a la UAI Urquiza, quedaría como único líder del torneo.

Esta posibilidad, sin embargo, trae un problema: cada vez que el Milrayitas tuvo la chance de saltar a la cima en esta temporada, no lo logró. Eso fue lo que le pasó durante el Torneo Apertura, donde dejó pasar varias posibilidades y después se cayó por completo, lejos de los primeros lugares y afuera de la Copa Argentina.

Leé también:  Las Inferiores entrenan con normalidad

En la era de Kopriva, el elenco de Lomas desperdició varias chances, la más clara fue la derrota ante Fenix de local y más atrás se encuentran la caída ante Deportivo Armenio, también en Lomas,  y el empate (en el último minuto) ante Tristán Suárez, de visitante. Después de eso, su producción fue en caída libre y quedó afuera de todo.

Ahora, en el inicio de otro proceso y con un nuevo entrenador, Los Andes tiene su primera chance de dar el gran salto a la cima en el Clausura, ya que los actuales punteros juegan un día más tarde, y afrontará su primer examen trascendental para decir presente en la pelea por el título. Por eso, el sábado se jugará más de tres puntos.