En un video que se viralizó en redes sociales el párroco había dicho despectivamente que parecía "una mucama boliviana". Daniel García pidió que haya alguna reparación para la comunidad.
El cura Fernando Abraham con el obispo de Avellaneda-Lanús, Monseñor Rubén Frassia.
El Defensor del Pueblo de Avellaneda, Daniel García, denunció al cura Fernando Abraham en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) por sus polémicos dichos contra las mujeres de la comunidad boliviana al asumir su cargo a principios de mayo en la Parroquia de San Judas Tadeo de la localidad de Lanús.
La presentación fue formulada este lunes, pero se conoció en las últimas horas. En su escrito, García adjuntó el video que se viralizó en redes sociales y distintas notas que se publicaron en medios como Crónica TV, Agencia el Vigia, Diario La Tercera, La Voz, Infocielo, MDZ Online, El Numeral.com, entre otros.
"Formulo esta denuncia esperando una pronta respuesta reparadora para toda la comunidad boliviana residente en nuestro país, y en la búsqueda de erradicar estas conductas", explicó García tras su presentación ante el organismo que conduce Victoria Donda.
Al desembarcar en la Parroquia San Judas Tadeo, Abraham grabó un polémico video. Con un trapo en una mano y un portarretrato con una foto del obispo de Lanús-Avellaneda, Rubén Frassia, en otra, el sacerdote disparó mirando a la cámara mientras limpiaba la secretaría parroquial: "Bueno, pude rescatar su foto, parezco una mucama boliviana".

Las imágenes lo muestran en una de las oficinas de la institución, donde se ve una biblioteca y ficheros. Desde allí el párroco le contó a Frassia "la mugre" con la que se había topado y le dice que va "a tener que traer un camión de remolque" para tirar todo.

"El chiquero que hay acá no tiene nombre", advierte y cuestiona a sus antecesores.

El video generó un gran revuelo, sobre todo en Avellaneda y Lanús. Paco Olivera, sacerdote histórico de Isla Maciel, escribió en redes sociales. "¿Mucama boliviana? De lo que reboza el corazón habla la boca, dice la palabra de Dios. Está claro que de lo que reboza el corazón de Abraham es discriminación. Menudo ejemplo de pastor", sentenció.

A su turno, el defensor del Pueblo de Avellaneda repudió las palabras del sacerdote. "Tales expresiones no sólo son improcedentes por parte de cualquier ciudadano, sino que se agravan proviniendo de un sacerdote que debería dar el ejemplo en la premisa de que `Todos somos iguales a los ojos de Dios´", afirmó a través de un comunicado.