Las compras en los supermercados cayeron un 14,5% y en los shoppings, un 16,6% en marzo.
el comercio fue el sector que más se contrajo en el primer trimestre.

El consumo continúa en caída libre y alcanzó nueve meses consecutivos a la baja. Las compras en los supermercados se desplomaron un 14,5% en marzo, mientras en los shoppings y los centros de compra se redujeron un 16,6%, según datos del Indec.

Por la caída del poder adquisitivo en tiempos en los que las paritarias aún no están cerradas y por el impacto de la devaluación, uno de los termómetros de la economía continúa en terapia intensiva y sigue dándole malas noticias al Gobierno nacional.

La facturación de marzo en los supermercados, a precios corrientes, llegó a $51.119,1 millones en supermercados y a los $7.2017,9 millones en los centros de compras.

Leé también:  La producción industrial se desplomó un 11,6% en marzo

Los economistas de Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaaf), Nadín Argañaráz y Bruno Panighel recordaron que “el de comercio mayorista y minorista fue el sector que más se contrajo con una caída del 12,8%” en el primer trimestre de 2019.

“Como la suba de salarios viene por debajo de la inflación, la capacidad de compra de la población viene en picada. Para que el consumo comience a recuperarse y con él, la actividad económica es necesario una baja en la inflación”, aseguraron los especialistas, sobre la situación actual.