Desde 2015 arrancó una tendencia ascendente que afectó el acceso a alimentación, salud, educación, empleo o vivienda.
La pobreza multidimensional alcanzó al 37,5% de la población durante al año pasado.

Durante 2019, el 65% de los hogares presentó al menos una carencia de derechos básicos como alimentación, salud, educación, empleo o vivienda.

El informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina, perteneciente a la Universidad Católica (UCA), indicó que "los hogares bajo condición de pobreza por ingresos y carencias no monetarias experimentaron un importante descenso en el inicio de la serie en 2010, para seguir una tendencia ascendente hacia 2015".

La pobreza multidimensional alcanzó al 37,5% de la población durante al año pasado y tuvo un incremento de 8 puntos desde 2010. "Esta evolución se explica en gran medida por el deterioro que experimentaron en esta última etapa los ingresos reales de los hogares, como así también el impacto que tuvo en dimensiones clave, como el acceso a la alimentación y a la salud, y el acceso al empleo y la seguridad social", precisa la UCA.

Leé también:  Lomas: entregan bolsones de comida a comerciantes que sufren el parate económico

El nuevo informe fue realizado sobre un dominio de aglomerados urbanos con 80 mil habitantes o más, de un universo de hogares particulares y población que residen habitualmente en los mismos.