El asesor estrella de Mauricio Macri regresó al país a un mes y medio de la asunción del nuevo Gobierno y sorprendió al elogiar a la vicepresidenta.
Alejado de la escena política, Durán Barba regresó al país para acordar con una editorial la publicación de dos libros.

Después de pasar varias semanas en México, Colombia y Estados Unidos, el consultor estrella de Mauricio Macri, Jaime Durán Barba, regresó al país y sorprendió a todos durante una entrevista publicada este domingo en la que elogió a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. "Es la mujer más brillante de la historia Argentina", sentenció.

Provocador, polémico, irónico y contradictorio, como de costumbre, el ecuatoriano habló de todo con el portal Letra P y no dejó ni un tema afuera: la campaña electoral, la política y la economía argentina, el rol que podría llegar a tener Mauricio Macri durante los próximos cuatro años y su postura "equivocada" sobre Alberto Fernández

Pero lo que más resonó fueron sus palabras hacia Cristina, con quien se cansó de chocar y polemizar abiertamente los últimos años desde que se sumó como asesor del macrismo.

"(Cristina) Ha sido dos veces presidente, ha sido senadora, ha sido todo lo imaginable. Ha permanecido en el poder 20 años, también diez años en Santa Cruz, y no es como Isabelita, que llegó por ser la mujer de Perón. Esta tiene sus propios valores. De una mujer con ese currículum, uno no puede decir que es una tipa que no tiene importancia", apuntó.

Consultado sobre si fue un error del macrismo agitar la campaña del "No vuelven más", Durán Barba fue tajante: "Sería absurdo que no volvieran más. Siempre afirmé que Cristina era muy poderosa, que el peronismo es poderoso y una fuerza política que tiene tanta raigambre, que tiene tanta historia, ¡70 años! No es que desaparece".

De paso por el país, adonde llegó para arreglar con la editorial Sudamericana la publicación de dos nuevos libros, el gurú ecuatoriano también habló de los cuatro años de Macri en la Casa Rosada y afirmó que el exmandatario "hizo lo que pudo".

"Hubo optimismo en pensar que era más fácil hacerlo. Pero no es un país normal este. Es un país corporativista y hay corporaciones con enormes intereses: sindicatos, empresas, la Iglesia, organizaciones que tienen negocios", remarcó

Al intentar explicar por qué Macri no consiguió la reelección, culpó a la economía y dijo que la situación "no tiene remedio" si no hay un acuerdo de fondo entre las fuerzas reales". "Yo creo que para que el país tenga salida hay que hablar entre los distintos. Porque si hablamos entre los parecidos, es una pérdida de tiempo", opinó.

Y puso como ejemplo el nivel de conflicto en las calles durante cada Gobierno. "Cuando subió Macri, desde diez días atrás, hubo piquetes hasta el día en que se fue del gobierno". Pero apuntó que "desde que asumió (Alberto) Fernández, no hay ningún piquete".

"Parece otra ciudad. ¿Y eso por qué? ¿Es que vino una ola de riqueza descomunal en este mes? No. Es porque hay una estructura política, que es el peronismo, una serie de grupos con intereses -todos los grupos tienen intereses, no es malo- que son muy poderosos. Esos grupos los orienta Cristina Fernández", señaló.

Acto seguido consideró que "para hacer lo que algunos decían, el gran pacto nacional, había que pactar con ellos. Ponerse de acuerdo con ellos en seis puntos, siete puntos de a dónde puede ir la Argentina" y que había que "hablar con Cristina Kirchner".

Pero consideró que "era imposible" alcanzar un acuerdo así porque, según su modo de ver, la oposición "quería derribar a Macri desde el primer día" en que llegó al poder.

Por último, respecto del futuro de Macri advirtió: "Creo que él no va a irse de la política, pero no estoy seguro de que intente ser presidente otra vez. Ya fue. Hizo lo que pudo". Y sobre la posibilidad de que se postule Horacio Rodríguez Larreta indicó: "Habrá que ver".