Los maestros avanzan con el segundo paro de 120 horas, desde lunes al viernes, con movilizaciones en toda la provincia; mientras el Gobierno prepara una propuesta de negociación paritaria para el jueves. El reclamo central es la “fijación de un piso salarial que cubra la inflación que se prevé a la fecha para el año en curso, con actualización permanente o cláusula gatillo, no en cuotas”.
Maestros chaqueños ya hicieron caravanas de bocinazos y marchas de antorchas. GENTILEZA NORTE

Por segunda vez en el año, los maestros de la provincia de Chaco -Frente Gremial Docente- emprenden una huelga de 120 horas. Reclaman una paritaria que no quede debajo de la inflación, luego de varias propuestas insuficientes desde el Gobierno de Domingo Peppo. Frente a esta presión, la Provincia salió a armar una propuesta para este jueves.

Leé también:  Docentes preparan un paro de 48 horas “si no hay avances”

El reclamo eje central es la “fijación de un piso salarial que cubra la inflación que se prevé a la fecha para el año en curso, con actualización permanente o cláusula gatillo, no en cuotas”.

En la noche del lunes, las partes acordaron “continuar analizando el reclamo de incremento salarial que es motivo del conflicto”.

El dirigente del sindicato docente Utre-Ctera Carlos Cuevas apuntó a su vez que “se avanzó en algunos puntos” para alcanzar un acuerdo paritario, con lo que se “abrió una nueva esperanza para los trabajadores de la educación”.

EL CASO DE LA PROVINCIA VECINA DE SALTA. Días atrás, docentes salteños emprendieron una intensa lucha, motorizada principalmente por miles de autoconvocados que adhirieron de forma espontánea a varias jornadas de huelga y movilización.

Leé también:  Docentes porteños rechazaron la oferta salarial del 23% y habrá nuevo encuentro

Como consecuencia de tal presión, acordaron con el Gobierno de Juan Manuel Urtubey un aumento del 38%, además de un bono de $5.000.

Pero además, lograron el pago a los docentes de los días no trabajados por el paro, la convocación a elecciones de la Junta Docente y el aumento en las asignaciones familiares.