Se aprobó con 191 votos afirmativos, ninguno negativo y 24 abstenciones, en una sesión convocada por Cambiemos, pero con temario compartido. También tratan la ley de Góndolas, contra el monopolio comercial. ¿De qué se tratan?

La Cámara de Diputados le dio media sanción a la ley de alquileres, que busca mejorar la posición de los inquilinos, con 191 votos afirmativos, ninguno negativo y 24 abstenciones, en una sesión especial. Tiene como objetivo terminar con la situación “desigual” con los propietarios, una cuestión que afecta a 8 millones de argentinos.

La sesión fue convocada por Cambiemos, pero el temario fue consensuado con el kirchnerismo y otros bloques opositores.

Comenzó con la presencia de 138 legisladores nacionales sentados en sus bancas.
Comenzó con la presencia de 138 legisladores nacionales sentados en sus bancas.

Los aspectos centrales de la reforma del Código Civil y Comercial referido a la ley de Alquileres son la extensión de un contrato de dos a tres años, un nuevo mecanismo de actualización anual (en lugar de semestral) que se calculará en base al aumento de la inflación y el salario. En ese sentido se establece una fórmula para la actualización de los precios, combinando el IPC (Índice de Precios al Consumidor) con el RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables).

Con la presencia de 138 legisladores nacionales sentados en sus bancas, a las 12:20 el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó habilitó la sesión. En primer lugar, el saliente titular de Diputados fue homenajeado por sus pares. Graciela Camaño, por ejemplo, habló de un “gran dirigente político” que demostró “grandeza”. Monzó no pudo evitar las lágrimas y se quebró mientras la Cámara lo aplaudía de pie.

Además de un centenar de proyectos sin controversia, tratan la llamada "ley de Góndolas", para combatir prácticas monopólicas y la competencia desleal.

La intención del bloque oficialista de Cambiemos era hacer una sesión ordinaria, la última del actual período, pero luego decidió pedir que sea especial por la falta de acuerdo entre los bloques para incluir el proyecto de Ficha Limpia, que busca impedir que un dirigente condenado por corrupción sea candidato a cargos electivos.

A ello se sumó el pedido de un grupo de diputadas para incorporar a la agenda el proyecto del Programa Integral de Educación Sexual, que es rechazado por los legisladores denominados "celestes", que se opusieron el año pasado a legalización del aborto.

La "ley de Góndolas", en tanto, busca regular la competencia de marcas de los supermercados con el fin de impedir conductas monopólicas, lo cual es motivo de críticas del sector empresario involucrado. Entre sus puntos clave, la iniciativa establece que los productos de una misma marca no podrán acaparar toda la góndola del supermercado, pero la discusión entre Cambiemos y la oposición está en si hace falta poner un límite. El dictamen de la mayoría, redactado por el FPV y el Frente Renovador, establece que será del 30 % el límite que tendrán los supermercados para poner productos de una misma firma en la góndola, mientras que el despacho promovido por Cambiemos dice que una sola empresa no podrá acaparar toda la góndola y propone que en ella haya al menos tres proveedores diferentes.