Pablo Ghiglione, jefe de Cirugía General del Sanatorio Modelo Burzaco, destaca la importancia de los controles médicos. Cada año, hay en el país 7 mil muertes y 13 mil nuevos casos. ¿Cómo prevenirlo?

El cáncer colorrectal representa la segunda causa de muerte por cáncer en Argentina, luego del cáncer de pulmón: provoca 7 mil muertes y 13 mil nuevos casos por años, de acuerdo a datos del Instituto Nacional del Cáncer. Y aunque los especialistas afirman que la detección precoz de la enfermedad garantiza un 90% de curación, en Argentina apenas se diagnostica un 37% de los casos en este estadío.

Hombres y mujeres, entre 50 y 75 años, deben hacerse los estudios preventivos.
Hombres y mujeres, entre 50 y 75 años, deben hacerse los estudios preventivos.

En el marco de esta jornada sanitaria, Pablo Ghiglione, jefe de Cirugía General del Sanatorio Modelo Burzaco, subraya la importancia de los estudios preventivos, principalmente en hombres y mujeres, entre 50 y 75 años. Ellos son quienes deben realizarse anualmente un Test de Sangre Oculta en materia fecal; que si es negativo, se repetirá anualmente.

"Se trata de un grupo y rango etario de personas que si bien no tiene antecedentes ni síntomas, son los que van a desarrollar un cáncer colorrectal esporádico, no familiar, que se trata del 75% de todos los cáncer de colon", remarca el especialista.

En caso de que el test dé positivo, se deriva al paciente a realizar una videocolonoscopia. "En caso de que este estudio sea negativo, tendrá que repetirse a los 10 años. Si es positivo, ya que se detecta presencia de un Pólipo o Pólipos, se extraerán endoscópicamente siempre que sea posible", agregó Ghiglione.

Si el hallazgo es un cáncer, es necesario operar. "Sin embargo, en este estadío ya no estamos frente a una detección temprana. Lo es sólo cuando se diagnostica un pólipo, en especial el Adenoma Velloso, que tiene un alto índice de malignización", marcó el médico.

Sin embargo, hay algunas cuestiones a tener en cuenta para prevenir la enfermedad. "Es importante tener una dieta baja en grasas y consumir poca carne roja. Se recomienda abundante ingesta de vegetales, frutas, leche y tener una dieta rica en calcio. Es importante realizar ejercicios físicos, disminuir el sobrepeso y no tomar alcohol ni fumar", destacó Ghiglione.

Los estudios preventivos son fundamentales, porque los casos con antecedentes familiares son sólo el 25% del cáncer colorrectal del país. Es así que la detección precoz apunta al otro 75%, por ser más frecuente, y porque no tiene síntomas ni antecedentes.