Incluirán entre 100 y 120 productos de la lista convenida entre el Gobierno y las
grandes cadenas. Aparte, sumarán productos de segundas marcas, más baratos.

41936_584x270_super-chinos (1)

Finalmente, los supermercados chinos también se sumarán al acuerdo de precios.
Desde la próxima semana, en las góndolas de unos 4.000 autoservicios de la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, podrán encontrarse parte de los 100 productos de la canasta de Precios Cuidados e incluso una serie de artículos de segundas marcas, según lo confirmó ayer el titular de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas, Miguel Calvete.
Mientras tanto, este fin de semana, la iniciativa empezará a funcionar progresivamente en la Costa Atlántica y se estima que para fin de mes podría llegar a las ciudades más importantes
de todo el país.
Así lo manifiestan desde Casa Rosada, al mismo tiempo en el que buscan extender el acuerdo a
unos 2.000 pequeños comercios de la zona metropolitana “para llegar a los barrios más carenciados”.
“El principal objetivo es que los precios sean respetados y cuidar el bolsillo de los consumidores”, señaló el ministro de Economía, Axel Kicillof.
De acuerdo a proyecciones del Gobierno nacional, la medida abarca a dos terceras partes del consumo de los sectores menos favorecidos de la sociedad.
Por otra parte, la meta del Ejecutivo apunta a evitar “movimientos especulativos” del mercado
para bajar la inflación. Al respecto, Calvete consideró que “el acuerdo por sí mismo sirve a los efectos de bajar al expectativa inflacionaria durante un trimestre, pero en ese trimestre hay muchísimas medidas que se pueden tomar para favorecer la producción, como el redireccionamiento
de créditos blandos a las PyMEs y fomento del consumo”.