El entrenador del Albirrojo quedó a gusto con el juego de su equipo pero no tanto con el resultado, ya que a su entender superaron a Los Andes en el desarrollo del partido.
Della Picca vio a un Talleres superior a Los Andes en el duelo disputado en Escalada.

Con un poco de bronca, Rodolfo Della Picca abandonó el estadio de Timote y Castro, ya que a su entender, Talleres mereció quedarse con los tres puntos en el clásico barrial frente a Los Andes, equipo al que ascendió en la temporada 2007-08.

“Tuvimos tres o cuatro situaciones de gol, y nuestro arquero solo atajó una pelota en todo el partido. En el juego fuimos el equipo que más propuso, pero no estuvimos finos en la definición”, explicó el entrenador del local sobre el desarrollo del partido.

Leé también:  Zanetti, invitado de lujo en las charlas virtuales

Y agregó: “Tuvimos intensidad, siempre lo fuimos a buscar, pero con el correr de los minutos se sintió el esfuerzo y al final no hubo tanta claridad en la búsqueda”.

Talleres lleva tres fechas sin victorias (dos empates y una derrota), pero el DT confía en que volverán a ser aquél equipo ambicioso del Torneo Apertura. “Más allá de los resultados al equipo lo veo bien. Falta soltarse un poquito más, tener más confianza. El camino es largo y la expectativa la tenemos todos. En la general estamos dentro del Reducido y tenemos las mismas ilusiones de siempre”, comentó.

Además, se refirió al buen momento de Fabián Monserrat, que además de quite le da una salida más limpia al equipo y está rodeado de dos jugadores de buen pie como Sebastián Seijas y Juan Trejo. "Tanto Fabián como (Adrián) Maidana son jugadores muy importantes, los dos le aportan mucho al equipo. Me tengo que decidir por uno, pero están bien observados". Ante Los Andes, el ex Brown de Adrogué no formó parte de los 19 concentrados y estuvo en la platea. El que quedó relegado fue Lautaro Fernández.