El tandilense, que levantó tres match points en el último set, venció por 6-4, 6-7 (8) y 7-6 (2) al suizo Roger Federer, número uno del mundo, y logró su segundo título en fila. Además, desde este lunes,  Delpo será el número seis del ránking mundial. 

Del Potro levantó tres match points y festejó en California

En un partido vibrante y lleno de emociones, Juan Martín Del Potro demostró su calidad  tenística, la fortaleza mental que lo caracteriza (levantó tres match points en contra) y festejó ante la leyenda Roger Federer. En  la final de Indian Wells, el tandilense se impuso  por 6-4, 6-7 (8) y 7-6 (2) al mejor jugador de todos los tiempos y logró el primer Masters 1000 de su carrera, luego de batallar dos horas y 42 minutos.

Leé también:  Del Potro jugó en un gran nivel, pero no le alcanzó para vencer al número 1

Delpo, que a partir de este lunes será el sexto del mundo, jugó un sólido encuentro, firme con sus golpes y con un saque que le funcionó muy bien. Eso le permitió lograr su séptima victoria ante el suizo, que lidera el historial entre ambos con 18 victorias. Pero dentro de estos datos, hay una excepción: en finales, el historial lo favorece a Delpo, que es mejor en ese rubro y supera a Federer con 4 victorias contra dos caídas.

https://youtu.be/QuVDSV_rI-k

Y eso se reafirmó este domingo, con una victoria muy valiosa para el argentino, ya que en  un momento parecía imposible: en el tercer set, Federer sacó para el título y tuvo tres  match points, pero ahí Del Potro, sólido con su derecha, mostró su calidad, revirtió la historia, se quedó con el game y estiró la definición al tie-break, donde no le dio oportunidad al número uno del mundo y se impuso por 7-2.

Leé también:  Ante Djere, Del Potro pondrá en marcha una nueva ilusión

Así, Del Potro festejó un nuevo título, el segundo de manera consecutiva (hace dos semanas ganó en Acaculpo) y sigue escalado puestos en el ránking mundial.

Además, con esta victoria, el tandilense le propinó la primera derrota del año a Roger, que había ganado todo en 2018, y demostró que otra vez está dentro de los mejores del mundo.