El club de Almirante Brown, afectado por la llegada de la pandemia del Coronavirus, vio afectado sus ingresos y, con las colaboración de todos, busca cumplir con sus obligaciones.
El club está cerrado desde el inicio de la cuarentena.

Con las puertas cerradas y el freno total de las actividades, la realidad de los clubes de barrio se vio afectada por la llegada de la pandemia del Coronavirus. Y el Defensores de Glew no escapa a esta situación. Por eso, para abonar los sueldos de sus empleados, se las ingenian de diferentes maneras, con la colaboración de todos, y por eso lanzaron una rifa para juntar los fondos necesarios para cumplir con sus obligaciones.

El club emblemático bonaerense, que este año llegó a su centenario de vida y cuenta con 4000 socios, no abre los portones desde mediado de marzo y eso, sumando a los problemas que trajo el virus, complicó su realidad. “No tenemos un número específico, pero calculamos que el pago de las cuotas bajó en más de un 50% y eso bajó la recaudación que tenemos normalmente”, remarcaron.

Y agregaron: “Al ser una organización sin fines de lucro, dependemos puramente de la cuota de los socios y hoy, lamentablemente, muchas familias se vieron obligadas a dejar de abonarla por la situación que vivimos. Es por eso que todos los meses tratamos de organizarnos, tanto empleados, profesores, sub-comisiones e incluso la comisión directiva, para hacer diferentes eventos para cubrir esa falta de dinero”.

Leé también:  Adij se suma al pedido por la Ley de Asociaciones Civiles

Con ese objetivo, y gracias al esfuerzo de todas las áreas, el club lanzó una rifa que tendrá como primer premio un Smart de 40 pulgadas y los otros cuatro ganadores se llevarán una picada familiar. Se pusieron a la venta mil números a $100 cada uno y con esto, desde el club esperan recaudar $100.000 para cubrir todas sus necesidades. Los cinco ganadores se conocerán el sábado 11 de julio a través de la lotería nacional nocturna.

¿CÓMO PARTICIPAR?  “Los interesados se pueden comunicar con nuestras redes sociales, tanto Facebook como Instagram, pero si conocen a algún organizador, la venta es más rápida. Todos los números los distribuimos entre empleados y las diferentes actividades que hay en el club para tener un margen mayor de venta. También pusimos links de Mercado Pago para hacer el cobro de forma virtual sin necesidad de salir de casa”, informaron desde el club.

Patín es una de las actividades que tiene.

EL TRABAJO EN LA CUARENTENA. A pesar de las complicaciones que trajo la pandemia, el Defensores de Glew no detiene su trabajo social y sigue dando una mano con las personas más vulnerables frente a esta realidad. Y eso lo hace a través de la Fundación Defe Solidario, que realiza distintos trabajos en medio de este contexto de aislamiento social y obligatorio.

Leé también:  La Federación de Clubes del Sur pide que se apruebe la ley de Asociaciones Civiles en el Senado

“Hoy el club está completamente cerrado al público, pero seguimos recibiendo donaciones que luego distribuimos a las personas que lo necesitan. Con la Fundación Defe Solidario se encarga de todos estos trabajos y se comunican con diferentes centros locales que brindan ayuda en este momento”, comentaron.

Y desde esta reconocida entidad de Glew, se explayaron.  “Somos un club muy destacado por las cuestiones sociales, como así también por los lazos amistosos que tienen los profes, los referentes y también los empleados, con toda la sociedad. Y cada evento que hacemos está muy organizado”.

La pandemia no frenó sus actividades, tanto para ayudar como para recaudar fondos, y por eso, a pesar de las complicaciones, está más vivo que nunca. En junio realizó una pollada y este jueves, en la celebración por el Día de la Independencia, cocinarán Locro y Guiso de Lentejas para repartir a diferentes familias, con el objetivo de recaudar fondos y afrontar este momento.