DG

Leandro Bellone egresó de la Universidad de Lanús, se fue a Europa por empleo y desarrolló proyectos en conjunto con BMW Group, tales como el Z4 Concept y el MINI JCW GP Concept.
“los autos son esculturas realizadas por artistas del oficio”, dice leandro.

Leandro Bellone es oriundo de Adrogué, se recibió en la Universidad de Lanús en la carrera Diseño Industrial y viajó a Alemania, donde encontró el espacio para desarrollar su carrera profesional. Trabaja para una empresa que se dedica al diseño y modelado automotor, donde uno de sus clientes es BMW Group y para quien desarrolló los proyectos del Z4 Concept y el MINI JCW GP Concept.

“Me vine a Alemania hace 5 años por empleo, para perseguir mi sueño de dedicarme al diseño de automóviles y llevarlo a la parte profesional. Por suerte pude realizar una carrera exitosa, cuando llegué ya empecé a trabajar inmediatamente”, contó el joven de 30 años, quien se desempeña como Alias Modeler y actualmente es CEO de su start up (empresa) de fabricación de automóviles digitales, denominado CryptoMotors.

A Europa llegó por recomendación de un colega y amigo, con quien realizó previamente un curso en Argentina llamado “Buenos Aires Alias Design” y donde tuvo la suerte de compartir con él algunos empleos en el rubro.

“Mi función en el Z4 Concept y el MINI JCW GP Concept fue ser líder de modelado de superficies. Básicamente, tomamos el dibujo 2D del diseñador y lo modelamos en 3D, tenemos que esculpirlo y encontrar el diseño. Esas superficies son las que después se ven en los showcars o autos de producción”, detalló sobre sus responsabilidades en los proyectos, para luego admitir que su favorito desde siempre fue el BMW Z4 y que se siente un afortunado en haber podido participar.

aseguró que toma su labor con “responsabilidad, pasión y diversión”.

Leandro admitió que en un inicio no se imaginó trabajando en este rubro y que su labor la toma con “responsabilidad, pasión y diversión”, mientras que, para él, los autos son esculturas con ruedas realizadas “por artistas y artesanos del oficio, que con mucho amor, arte y tecnología las llevan adelante”.

El joven no se conformó y fue por más. En paralelo, abrió su propia start up llamada CryptoMotors (cryptomotors.io), especializado en la creación de automóviles digitales, la intersección de juegos virtuales y blockchain (cadena de bloques). “Queremos dar la posibilidad, a través de concursos, a diseñadores de todo el mundo, entusiastas, estudiantes, profesionales y personas con talento, para que puedan formar parte de la creación de autos, ya sean digitales para juegos o para que en un futuro se hagan realidad, sin importar en qué parte del mundo se encuentren, ya que es un proceso que hoy en día abarca a unos pocos”, concluyó.

LOS RECUERDOS DE SU FORMACIÓN. “Empecé a los 17 años sin mucha idea de si realmente el diseño industrial era lo mío. Por suerte, al poco tiempo me di cuenta de que sí, y quería llegar a diseñar los autos más difíciles y complejos. Mezclar los gustos por la matemática, la ciencia, el diseño y el arte”, explicó sobre sus inicios en la Universidad de Lanús.

Luego agregó que formó parte de la primera camada de estudiantes en una carrera que se inauguraba en la UNLa: “Tengo grandes recuerdos de aquel comienzo, muy flexible, con todo por hacer y construir”.