La policía inició un nuevo rastrillaje en la localidad de Berisso.
El operativo contará con la presencia de 200 efectivos.

La policía bonaerense inició este lunes un nuevo rastrillaje en Berisso para dar con el paradero de Gissella Solís Calle, la odontóloga de 47 años desaparecida desde el último 16 de enero, en el que intentarán buscar pruebas que ayuden a la investigación.

El operativo, ordenado por la titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 1, Ana Medina, se puso en marcha en Avenida Río de La Plata y Montevideo, y contará con la presencia de 200 agentes de la DDI La Plata, Científica, Canes, Caballería, Siniestras y equipos de búsqueda y rescate, y demás reparticiones policiales.

Habrá también colaboración de Bomberos Voluntarios de Berisso, Ensenada y Magdalena, más personal de rescatistas con kayak y bomberos con equipo zapa.

Leé también:  Buscan a un joven perdido

El de hoy es el sexto operativo que se realiza desde la desaparición de la odontóloga que vive en la calle 127 entre 57 y 58, en el partido bonaerense de Berisso.

Ayer, por casi tres horas se realizó un rastrillaje en el barrio de El Dique, a unas diez cuadras del domicilio de Solís Calle. Unos 70 efectivos de la DDI La Plata recorrieron los alrededores del canal del Río Santiago, en cercanías de la Planta que posee la empresa YPF, y pequeñas embarcaciones con buzos tácticos monitorearon el dique que conecta con el Río Santiago, operativo que contó además con el apoyo de drones y dos perros.

Una fuente ligada a la investigación explicó que a ese lugar se llegó por pedido de la familia de la odontóloga "para empezar a descartar lugares de búsqueda".

Leé también:  Buscan a un vecino de Budge

Los investigadores intentan reconstruir los últimos días de Abel Casimiro Campos, pareja de la odontóloga, que se suicidó el lunes pasado en un hotel en el centro de La Plata.

Según el relato de los familiares de la odontóloga, Solís Calle desapareció el miércoles 16 después de una fuerte discusión con su novio, a causa de la doble vida que él llevaba desde hacía unos tres años.

En la causa, se acreditó que el hombre pasó el último fin de semana junto a su esposa y sus hijos en la ciudad bonaerense de Lobería y luego se trasladó a la capital provincial donde se quitó la vida.