El joven seguirá detenido en Marcos Paz acusado por abusar sexualmente de una joven en un departamento del barrio de San Telmo en noviembre pasado.
Eguillor está acusado de los delitos de «abuso sexual», «privación ilegitima de la libertad» y «lesiones agravadas».

La Cámara del Crimen porteña confirmó el procesamiento con prisión preventiva de Rodrigo Eguillor por el delito de «abuso sexual con acceso carnal» contra una joven de 22 años en un departamento del barrio de San Telmo en noviembre pasado, donde el hijo de la fiscal de Lomas intentó simular que ella se había querido suicidar y él la salvó.

La sala de feria del Tribunal de Apelaciones confirmó el procesamiento con prisión preventiva a Eguillor, a quien a principios de enero se le había rechazado la excarcelación, por lo cual seguirá preso en la cárcel de Marcos Paz, según informaron fuentes judiciales.

Leé también:  Por día se inician más de 300 causas por violencia de género o familiar en la provincia

Al confirmar la medida tomada por el juez en lo criminal de primera instancia Carlos Bruniard, el Tribunal consideró que vecinos del departamento de San Telmo donde ocurrieron los hechos declararon haber escuchado gritar a la joven y pedir ayuda.

«Decía ‘ayuda, me quiere matar’ y al mismo tiempo se veía que el chico la forcejeaba para meterla adentro del departamento. Empezó a pegarle trompadas muy fuertes en la cabeza a la chica; la agarraba con un brazo rodeándole el cuello y con la otra mano le pegaba las trompadas», dio cuenta una vecina cuyo testimonio fue tomado en cuenta por la Cámara.

No sólo está el testimonio de la vecina en cuanto a los gritos que escuchó sino de la hermana de la víctima, a quien ella llamó en medio de los hechos por teléfono, y que recuerda que le dijo que Eguillor la «quería matar» y le pedía ir a buscarla con policías.

Leé también:  Crecieron 50% las denuncias de acoso sexual en la Ciudad

Eguillor es investigado por «abuso sexual con acceso carnal, privación ilegal de libertad, coacción y lesiones agravadas» por el ataque a Lourdes, una chica que lo acusó de haberla sometido sexualmente en un departamento de la avenida Independencia y Piedras.

El 12 de diciembre pasado, el juez en lo criminal y correccional Carlos Bruniard ordenó su detención. Dos días más tarde argumentó que Eguillor debía continuar preso porque estando en libertad podría entorpecer la investigación, porque existía riesgo de que se fugara y porque se lo consideró una persona violenta.