El Xeneize emprendió viaje a Ecuador para jugar este miércoles con la Liga de Quito mientras que el Millonario entrena esperando a Cerro Porteño en Núñez, el jueves.
Alfaro y Gallardo se juegan mucho en los cuartos de final de la Copa.
Alfaro y Gallardo se juegan mucho en los cuartos de final de la Copa.

Boca y River se preparan para disputar esta semana el primer chico de los cuartos de final de la Copa Libertadores. El Xeneize se mide con Liga de Quito y el Millonario contra Cerro Porteño.

Al equipo de Gustavo Alfaro le tocó viajar en la ida. Este lunes por la tarde emprendió la salida hacia Ecuador (en vuelo directo) y, en principio, no habría dudas en el once. El posible equipo formaría con Esteban Andrada; Marcelo Weigandt, Lisandro López, Carlos Izquierdoz y Emmanuel Mas; Eduardo Salvio, Iván Marcone, Nicolás Capaldo y Alexis Mac Allister; Mauro Zárate y Ramón Ábila.

Leé también:  En Núñez, River pagó caro sus errores y perdió con Vélez

Este martes, a las 19, los jugadores se entrenarán en el estadio Atahualpa, donde habitualmente lo hace La selección Tricolor para habituarse a la velocidad de la pelota en los 2.800 metros sobre el nivel del mar que tiene Quito, un tema que preocupa al entrenador Alfaro. El miércoles desde las 19.15 saltarán al campo de la Liga.

En River, Marcelo Gallardo, planea repetir el equipo que le ganó a Racing por 6-1 para enfrentar a Cerro Porteño, el jueves a las 19.15 en el Monumental.

La idea del Muñeco es insistir con la formación que viene de jugar también el segundo tiempo con Lanús, sin Lucas Pratto, quien ingresa en los segundos tiempos tras realizar un trabajo especial de pretemporada durante las últimas dos semanas.

Leé también:  River pegó justo y hundió más a Gimnasia

De este modo, el once del “Millonario” sería con Franco Armani; Gonzalo Montiel, Robert Rojas, Lucas Martínez Quarta y Milton Casco; Nicolás de la Cruz, Enzo Pérez, Exequiel Palacios e Ignacio Fernández; Matías Suárez y Rafael Borré.

El único cambio se daría en la nómina de concentrados, ya que ingresó a la lista de buena fe de la Copa Libertadores el chileno Paulo Díaz.