Mercedes Ferreira y Mirta Acosta comparten su experiencia desde este barrio vulnerable: los operativos para detectar casos positivos de Covid-19, el acceso al agua potable y las sensaciones de los vecinos, a la espera del pico de contagios. "Noto una mayor conciencia, la certeza de que debemos cuidarnos sí o sí”, dijeron.

En Villa Itatí comenzaron hace algunos días los testeos para detectar personas infectadas con Coronavirus. Y la colaboración de los vecinos es fundamental para esto. Mercedes Ferreira trabaja en una asociación civil que colabora con las autoridades nacionales, provinciales y municipales en la realización de hisopados, mientras que Mirta Acosta aportó una visión más social de La Cava, el barrio en donde vive, a la espera del pico de contagios.

Mercedes colabora con las autoridades para la realización de hisopados.
Mercedes colabora con las autoridades para la realización de hisopados.

Mercedes, de 32 años, nació en Villa Itatí y vive en la calle Falucho. Desde 2012 trabaja en la asociación civil ETIS (Equipo de Trabajo e Investigación Social), que tiene como objetivo colaborar con la educación no formal y brindar apoyo escolar a niños y adolescentes. Actualmente, en el contexto de la cuarentena obligatoria y el aislamiento comunitario, comenzaron a entregar viandas de comida y luego bolsones de alimentos. Además colaboran con el Plan Detectar, haciendo testeos para detectar vecinos con Coronavirus.

Leé también:  Martín recibió el alta y seguirá la recuperación en su casa

“A raíz de lo que pasó en Villa Azul y de haber cerrado su acceso, pensamos que iba a pasar lo mismo con nosotros, pero gracias al trabajo en conjunto por el momento lo evitamos. Entre todos analizamos cómo seguir de aquí en adelante”, contó Mercedes, quien aclaró que en cuatro días ya hicieron cerca de 200 hisopados, de los cuales 57 dieron positivo y ya fueron aislados.

"no saber si una persona está sonriendo o triste por tener un barbijo es muy difícil de asimilar.”
"no saber si una persona está sonriendo o triste por tener un barbijo es muy difícil de asimilar.”

La trabajadora de la asociación civil indicó en relación a los operativos, que "no hay miedo" en el barrio: "Hoy noto una mayor conciencia, la certeza de que debemos cuidarnos sí o sí”.

Mercedes detalló que, en Villa Itatí, los locales permanecen abiertos, la gente hace ahí sus compras y no tiene que salir del barrio, la mayoría cumple con el barbijo y el alcohol en gel. Pero luego se dedicó a hablar del agua potable, indispensable para la higienización y a la que no todos tienen alcance: “Es un problema histórico y es un reclamo que se hace todos los años. Ojalá esta gestión lo pueda resolver. Algunos vecinos deben recurrir a canillas comunitarias, donde se tienen que acercar con su balde o bidón para abastecerse”.

“Antes de la pandemia tenía una vida normal, aún con las dificultades en las que vivimos. Creo que eso no va a volver y no saber si una persona está sonriendo o triste por tener un barbijo es muy difícil de asimilar”, contó Mirta, mamá de seis hijos y con quien comparte la cuarentena con cuatro de ellos y su pareja.

Leé también:  Desinfección y control de pacientes en El Porvenir
“No sabemos lo que va a pasar a futuro, pero queremos creer en que la virgen de Itatí nos acompaña a todos”, concluyó Mirta.
“No sabemos lo que va a pasar a futuro, pero queremos creer en que la virgen de Itatí nos acompaña a todos”, concluyó Mirta.

Acosta, que vive en Villa Itatí hace 12 años, aclaró que ella es la encargada de salir a la calle para comprar o realizar los trámites, tomando todas las medidas correspondientes para cuidar tanto su salud como la de su familia al volver a su hogar: “Vivimos en La Cava, un barrio característico de acá y en nuestra cercanía no hay pasillos, por suerte la gente cumple con los protocolos. Tengo amigas afectadas al aislamiento en Villa Azul y hasta cajero automático le instalaron para que no se muevan”.

“No sabemos lo que va a pasar a futuro, pero queremos creer en que la Virgen de Itatí nos acompaña a todos”, concluyó Mirta, con lágrimas en sus ojos.

Para finalizar, Mercedes contó que ETIS (En Instagram como @prensaetis) lanzó una campaña de colaboración, que cuenta con un CBU para quienes quieran ayudar a Villa Itatí: 01703564 20000030024762 (Cuenta Corriente BBVA Francés).