Así lució la zona durante las tareas de Vialidad.

Las mejoras sobre la Ruta 58 continúan para darles mayor seguridad a los automovilistas. A pesar del mal clima de los últimos días, se colocaron reductores de velocidad a la altura de la curva en la que se encuentra el ingreso a Presidente Perón, en uno de los sectores donde se producen más accidentes.

En el lugar, operarios de Vialidad instalaron seis hileras de dispositivos “punto pret” (conocidos como “tortuguitas”) sobre la calzada. Los reductores tienen una gran durabilidad y son resistentes al paso de vehículos de gran porte

A raíz de las obras hubo demoras y se mantuvo cortada una de las manos por vez para que las cuadrillas puedan trabajar con mayor comodidad. Por las tareas se registraron demoras de hasta 15 minutos para pasar por la zona a diferencia de otros días.

Leé también:  Comenzaron a pavimentar unas 10 cuadras de la calle Constanzó

Sobre la Ruta 58, a mediados de mes pasado, se realizaron obras de bacheo en la “rotonda de Coto” y desde allí a lo largo de dos kilómetros hasta el cruce con Lacarra.

La reparación de los pozos, las rajaduras y las imperfecciones en el asfalto se puso en marcha luego de que un auto se quedara incrustado en uno de los pozos que existen la zona. Milagrosamente no hubo que lamentar víctimas fatales.