Cientos de vecinos movilizaron por las calles de Adrogué hasta la casa de quien fuera carcelero en el centro clandestino "El Vesubio". La Policía hizo un cordón de resguardo, pero la demanda popular fue clara: "Cárcel común y efectiva para el genocida". Participó la presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas.

 

Cientos de vecinos, encolumnados en distintas agrupaciones estudiantiles, docentes y políticas, movilizaron por las calles de Adrogué para exigir que el genocida José Maidana sea puesto en prisión.

"Cárcel común y efectiva para el genocida", fue la consigna que circuló, con un halo de consternación e indignación que signó la movilización. En esa línea las agrupaciones leyeron un documento para denunciar la situación.

Leé también:  Intiman a Edesur a que cesen los cortes en distintos barrios de Almirante Brown
Participó la presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas.

Desde el ex Nacional de Adrogué marcharon los vecinos organizados y sensibilizados ante la liberación de Maidana, quien cometió delitos de Lesa Humanidad durante la última dictadura: en 2011 fue condenado a 22 años de prisión, pero desde el pasado 15 de enero goza de la libertad condicional y se encuentra viviendo en Adrogué, aún cuando las pericias lo consideran “un peligro para terceros”.

La docente Lorena Reyes pertenece a la agrupación docente Carlos Fuentealba (Lista Gris del Suteba), uno de los grupos al frente de la iniciativa, puntualizó: “Que un genocida con condena efectiva sólo cumpla 8 años y se lo deje en libertad causa mucho enojo, es absoluta impunidad frente a los crímenes de Lesa Humanidad”. “Siempre estuvimos detrás de las causas de Derechos Humanos y lo único que queremos es que se cumpla la condena de Maidana”, agregó Reyes.

Leé también:  Confirman un caso de Coronavirus en Danone

Frente a la casa del genocida, la Policía organizó un cordón de resguardo.