El consumo interno de carne vacuna cayó 11,3% en los primeros ocho meses del año, con una baja de 7 kilos por habitante al ubicarse, en promedio, en 51 kilos. Así lo indicó el último informe mensual de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra).

LA BAJA PER CÁPITA ES DE 7 KILOS.

Según los autores del reporte, en agosto se produjeron 273 mil toneladas de res con hueso de carne vacuna, es decir 0,7% menos que un año atrás. “El número de cabezas faenadas aumentó, pero disminuyó el peso promedio (-3,7% anual) y al mercado interno se entregaron 1.529 millones de toneladas de res con hueso en enero-agosto de 2019, con una baja de 10,4% anual.

Leé también:  La inflación superará el 5% en septiembre, según consultoras privadas

Esto representaría 76,4% del total producido, cuando en igual período de 2018 había representado 83,6% del total”, sostuvieron.

Los precios de los cortes vacunos vendidos en los diferentes puntos de venta del GBA, entre julio y agosto de 2019 registraron un aumento promedio de 2,3%.