La embajadora argentina ante el Reino Unido, Alicia Castro, reafirmó la voluntad del gobierno de avanzar en un diálogo sobre la soberanía de las Islas Malvinas, Sandwich y Georgias del Sur, y aseguró que nuestro país "nunca más va a ir a una guerra" por esos archipiélagos ubicados en el Atlántico sur.

5298a1884c606_260x173

Castro refirió que Gran Bretaña gasta "millones de libras en el mantenimiento de una base militar gigantesca, para detener una invasión que nunca ocurrirá porque la Argentina nunca más va a ir a la guerra por Malvinas".

En declaraciones a radio América, la representante diplomática se refirió de ese modo a la encuesta publicada en el sitio de internet del diario inglés The Daily Telegraph, cuyo resultado indicaba que el 74 por ciento de los votantes estaban a favor de una salida negociada al conflicto entre el Reino Unido y la Argentina.

"Acá hay muchísimos jóvenes a los que no les gusta verse identificados con el colonialismo del siglo XIX. Y también muchas personas que viven una recesión dramática y que tienen que soportar que se gasten millones de libras para mantener una base militar gigantesca para detener de una invasión que nunca ocurrirá", reiteró.

Castro explicó que en la encuesta habían opinado "más de 26.000 personas" y pidió comparar ese referéndum con el que el Reino Unido organizó en Malvinas a comienzos de 2013 en el que votaron 1.513 isleños, que prefirieron seguir viviendo en un territorio británico de ultramar.

"La Argentina no pretende sacarle la identidad ni el modo de vida a los habitantes de Malvinas. Se trata de un conflicto territorial. De un territorio usurpado por la fuerza hace 181 años", destacó.

Sin embargo, opinó que "resulta irracional que una pequeñísima comunidad de habitantes británicos en Malvinas decida sobre la relación entre dos naciones y entre dos regiones, porque Malvinas no es una causa argentina, sino una causa regional y global de todo aquel que se opone a la razón del más fuerte, al colonialismo y a la depredación de los recursos naturales en la plataforma continental argentina".

También recordó que "el Reino Unido incumple con la obligación del derecho internacional de resolver conflictos por la vía pacífica y diplomática".

En ese sentido, señaló que el ex canciller británico Jack Straw encabezó hace poco una visita a Irán con un grupo de legisladores para ampliar las negociaciones con ese país asiático con el que Inglaterra mantuvo cortadas las relaciones durante más de dos años.

Castro indicó que "esa es una actitud que el Reino Unido debería tomar hacia la Argentina" y apuntó que en Gran Bretaña "hay sectores crecientes" a favor de una salida negociada en el conflicto.

"Lo que sin duda es un logro nuestro es haber puesto este tema en la agenda más allá de como lo trataban los ingleses que era con el rencor de la guerra de 1982", destacó Castro.

Asimismo, indicó que la Argentina salió "de esa imagen congelada que nos vincula con una Argentina que ya dejamos atrás luego de 30 años de democracia".

Castro sentenció que "no se justifica que el Reino Unido que negoció con la dictadura entre 1963 y 1982, no quiera sentarse hoy a negociar con un gobierno democrático y popular".

"Pero estoy segura de que Argentina va a recupera la soberanía sobre las islas Malvinas. Nuestro trabajo es acortar los tiempos", finalizó.