Funcionarios nacionales visitaron el obrador de Dock Sud y supervisaron el avance de las tareas en una de los proyectos de infraestructura más importantes del área metropolitana.
Cafiero, Galmarini, Katopodis junto a la directora de la obra, la ingeniera Marcela Álvarez.

El jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero; el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y la presidenta de Aysa, Malena Galmarini, recorrieron la megaobra del Sistema Riachuelo, en el Puerto de de la localidad de Dock Sud, en Avellaneda, y advirtieron que el Gobierno de Mauricio Macri ralentizó los trabajos durante los últimos meses.

El Sistema Riachuelo consiste en la construcción de un colector, denominado Colector Margen Izquierdo, al que arribarán las tres redes de cloacas principales de la ciudad de Buenos Aires, y de distintas ciudades Conurbano. Y luego a través de túneles subterráneos, los desagües llegarán a la Planta de Pretratamiento Riachuelo de Dock Sud

Leé también:  Se suicidó un chico de 16 años en Avellaneda

Se trata de una inversión de U$S 1200 millones, financiada en gran parte por el Banco Mundial (U$S840 millones) y el Poder Ejecutivo (U$S 360 millones). Dos de las tres grandes fases están casi terminadas, según confirmaron desde Aysa, pero precisaron que la fase 2 lleva frenada al menos dos años en un 20%.

La obra "se ralentizó durante 4 años", se quejó Cafiero durante la recorrida y resaltó que esas tareas serán "prioritarias" para el gobierno de Alberto Fernández. El objetivo, según dijo el ministro coordinador, es que la obra esté terminada para el año 2023.

El túnel subterráneo tiene más de 12 kilómetros de extensión.

La visita de los funcionarios del Gobierno nacional al obrador de Dock Sud fue guiada por la ingeniera Marcela Álvarez, directora de la obra. Descendieron más de 40 metros bajo tierra hasta llegar al Emisario, el túnel que irá por debajo del agua y volcará los líquidos ya tratados al Río de la Plata, a 12 km de la costa, según precisaron.

Leé también:  Avanza la obra de AySA sobre Yrigoyen

El sistema una vez que se ponga en marcha beneficiará a 4.300.000 de habitantes del área metropolitana y permitirá tratar más de 2.300.000 metros cúbicos de efluentes por día.

Según explican desde la empresa, el Sistema Riachuelo está pensado como una solución para las limitaciones en la capacidad y calidad de los desagües cloacales. Aseguran que una vez finalizada, la obra va a evitar la contaminación del Riachuelo por efluentes cloacales.

Galmarini afirmó que la "intención" del Gobierno nacional es "generar cada vez más obra pública, que no sólo da trabajo, sino que motoriza la economía de un país.