Hay 28 personas procesadas. Usaban sellos, recetarios y órdenes falsas de distintos profesionales. Los investigadores calculan que la defraudación al Estado supera los $10 millones.
La Policía realizó más de 35 allanamientos en distintos puntos de la zona Sur.

Una organización delictiva que expedía certificados médicos truchos para docentes y auxiliares de escuelas de Lanús fue desbaratada en las últimas horas, luego de 35 allanamientos realizados por efectivos de la Policía de Buenos Aires en diferentes localidades de la zona Sur, incluso en el Concejo Escolar del Distrito.

Los investigadores calculan que solo el año pasado la defraudación contra el Estado superó los $10 millones por la autorización de las licencias irregulares, aunque la cifra podría ser aún mayor si se tiene en cuenta que no contempla el primer semestre de 2019. Por el hecho hay 28 personas procesadas, entre ellas, una empleada del Consejo Escolar.

La maniobra fue detectada meses atrás cuando personal de la Dirección General de Escuelas detectó y denunció diferentes irregularidades en el otorgamiento de carpetas por enfermedad, tras implementar un nuevo sistema de licencias médicas en 2018,

Leé también:  Reparan 1.600 cuadras en Lanús

En Lanús, el hallazgo se produjo en el sitio web donde los docentes cargan sus certificados cada vez que están imposibilitados de presentarse a trabajar, por razones médicas. Durante los controles habituales llamó la atención que aparecían varias autorizaciones de los mismos médicos, pero con letra y firmas distintas.

La Justicia comprobó que mediante esta maniobra fueron concedidas más de 40 carpetas, lo que generó un perjuicio patrimonial a la Administración Publica Provincial, ya que se abonaron dichas licencias y los sueldos de los docentes o auxiliares designados para cubrir esos puestos que quedaron vacantes momentáneamente.

Se detectaron al menos 40 carpetas apócrifas en Lanús.

Según lo que determinaron las pesquisas policiales y judiciales, los integrantes del grupo delictivo expedían los certificados con falsos sellos y firmas de distintos profesionales que requerían el otorgamiento de licencias de como mínimo 30 días.

Leé también:  Le cambian el nombre a una escuela en homenaje a un joven bombero

En los allanamientos fueron secuestrados comprobantes y ordenes médicas, recetarios, 80 certificados médicos, planillas de licencias, 17 constancias de atención y reposo, certificados de junta médica y varios talonarios con membrete del Ministerio de Cultura y Educación bonaerense y sellos varios de los profesionales apócrifos.

No es el primer caso de estas características que se registra en la provincia. A fines de mayo, un delegado del gremio de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) del municipio de José C. Paz, junto a otras tres personas, fueron imputadas por otorgar más de 200 licencias fraguadas.

En la causa también interviene el Juzgado de Garantías N° 2, a cargo de Eduardo Silva Pelossi, del Departamento Judicial La Plata