Tiene 30 años y se sospecha que comercializaba la droga en su trabajo.
Tenía estupefacientes en tubos para su posterior venta.
Tenía estupefacientes en tubos para su posterior venta.

Un efectivo del Servicio Penitenciario Bonaerense de 30 años que manejaba una moto, pasó un semáforo en rojo y condujo en contramano por una calle de Burzaco, por lo que resultó detenido por el Comando de Patrullas de Almirante Brown y fue en ese momento que se le incautó cocaína que aparentemente comercializaba en su lugar de trabajo.

El hecho se produjo en la intersección de las calles Casas y Álvarez, en la localidad de Burzaco cuando efectivos policiales observaron al sujeto conducir en contramano por una calle luego de cruzar en rojo un semáforo. El actual acusado intentó escapar pero resultó detenido y al ser requisado le encontraron varios tubos de cocaína de máxima pureza.

Leé también:  Seis detenidos por venta de cocaína al menudeo en el Conurbano

Al verse descubierto intentó “zafar” esgrimiendo que era parte del Servicio Penitenciario Bonaerense, pero eso no evitó que los oficiales lo detuvieran por “tenencia de estupefacientes” .

Luego de la detención, fue apartado de sus funciones e investigan si es posible que la droga que llevaba, una vez “estirada”o “preparada” se comercializara en las calles o en su propio lugar de trabajo.