Había sufrido quemaduras en el 70% de su cuerpo tras ser prendida fuego y estaba realizando las curaciones de las heridas en el Hospital Alende.
Fue quemada por su expareja.
Fue quemada por su expareja.

Una mujer de 38 años que en marzo pasado había sufrido quemaduras en el 70% de su cuerpo tras ser prendida fuego en la localidad de Budge, hecho por el cual está detenido su ex esposo, murió a raíz de las secuelas del ataque.

La víctima, Vanesa Evangelina Caro, ingresó muerta al Hospital Alende tras sufrir una descompensación mientras realizaba un tratamiento ambulatorio relacionado con las lesiones producidas por las quemaduras.

En tanto, la fiscal a cargo de la causa ordenó el alojamiento del cadáver en morgue judicial y dispuso que la autopsia de rigor se realice mañana a primera hora.

Además, Postiglione, que había imputado al ex esposo de Caro por “lesiones graves en contexto de violencia de género”, recaratuló el expediente como “femicidio”.

El acusado del hecho, Leonardo Víctor Zeniquel (34), había sido detenido el 2 de marzo tras el hecho, y el pasado 9 de abril fue trasladado a la Unidad Carcelaria 1 de Lisandro Olmos.

Leé también:  Glew: dos hermanas junto a su madre atacaron a la directora de una escuela

El episodio sucedió en una casa de Budge, donde Vanesa estaba junto a sus cuatro hijos, todos menores de 10 años, y comenzó una discusión con Zeniquel, del que estaba separado hacía casi un año.

Según relató una de las hermanas de la víctima, los chicos vieron cuando el hombre “le tiró alcohol, le puso la traba y la prendió fuego”, tras lo cual no los dejó salir de la vivienda.

“Los nenes de ella nos avisaron que el papá había prendido fuego a la mamá, ellos cuentan que se estaban peleando, el nene de 10 años dijo que el papá vino loco", precisó.

Carolina señaló que luego de que sus sobrinos pudieron salir de la casa y se fueron corriendo hasta la suya a contarles lo que había sucedido, ella concurrió rápidamente al lugar del hecho.

"Cuando llego a la casa ya le habían apagado las llamas pero tenía un poco de fuego al costado, el pelo y la cara prendidos", aseguró, y agregó que "él estaba al lado de ella y le decía 'Vanesa quedate tranquila, no tenés nada'".

Leé también:  Asesinan a balazos a un policía en un supermercado chino de San Miguel

Vanesa fue llevada en primera instancia por Carolina a una "salita del barrio" y luego la trasladaron en ambulancia al Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, tras lo cual fue derivada al hospital Posadas de El Palomar, Partido de Morón, donde estuvo internada cerca de un mes.

Luego fue internada en el Instituto del Quemado, donde le realizaron una traqueotomía ya que le costaba respirar, y fue dada de alta en mayo pasado.

Efectivos de la comisaría 10ma. de Ingeniero Budge fueron quienes aprehendieron como principal sospechoso a Zeniquel, a quien le falta una pierna y camina con muletas.

Personal de Policía Científica también realizó los peritajes en el interior de la casa, en la cual secuestraron una botella transparente de plástico y dos encendedores.