El equipo de Alfaro fue superado por Unión en el primer tiempo, pero reaccionó en el segundo y se quedó con un valioso triunfo para afianzarse en zona de Copa Libertadores. Ábila, Tevez y Almendra, los goles del Xeneize.
Ábila, de flojo partido, anotó el gol del empate, clave para la remontada.
Ábila, de flojo partido, anotó el gol del empate, clave para la remontada.

Boca no la pasó bien en Santa Fe, pero se llevó un valioso triunfo. Tras ser superado en la etapa inicial, aprovechó el hombre de más que tuvo en el complemento y venció por 3-1 a Unión para enmascarar sus problemas.

Al Boca de Alfaro todo le cuesta doble y eso se nota en el campo de juego. Todavía no logra imponer una idea clara de juego, algo que le dé seguridad en cancha, y por eso sigue sin convencer. Los rivales toman nota de eso, no lo respetan y por momentos lo superan, ya que el Xeneize se muestra endeble en distintas facetas.

Leé también:  Diego Maradona recibió en su casa al italiano De Rossi

Unión lo hizo en el primer tiempo. No lo respetó. Y lo dominó. Con un sólido trabajo, impuso condiciones. Le ganó la zona media con presión y buena circulación, no lo dejó jugar a Zárate y le tapó bien la banda a Villa. Y a eso le sumó un buen manejo para lastimar.

Esa superioridad la cristalizó a los 17 minutos. Un penal (por una infracción de Izquierdoz a Gómez) le permitió al local ponerse en ventaja por intermedio de Fragapane y así evidenció los problemas de Boca, al que le costó generar situaciones, con Ábila muy aislado y Zárate sin compañía.

Tevez, que ingresó en el complemento, anotó el 2-1 parcial y fue una de las figuras.
Tevez, que ingresó en el complemento, anotó el 2-1 parcial y fue una de las figuras.

Sin embargo, la expulsión de Martínez (muy infantil) en el cierre de la etapa inicial cambió el partido. Por un lado, complicó los planes del local, que perdió peso ofensivo (Madelón puso a Zurbriggen por Lotti) y sólo se dedicó a defender; y por el otro, facilitó la remontada del Xeneize, que aprovechó el hombre de más para enmascarar sus problemas de juego.

Leé también:  Boca y Almagro chocan en La Plata

Con ímpetu, Boca se lo llevó por adelante. Unión dejó de atacar por completo y no mostró nada del primer tiempo. Y a los 18, el equipo de Alfaro logró el gol: Ábila aprovechó un rebote tras un centro de Buffarini y puso el 1-1.

A partir de ahí, con el empate y la superioridad numérica, todo quedó a cantar de la visita. A los 28, con un gol de Tevez, que aprovechó un despeje corto para fusilar al 1 local, puso el 2-1. Y el broche llegó en el final, con un gol de cabeza de Almendra, con el que el Xeneize le puso el moño a una victoria muy trabajada.