El técnico de Los Andes no ocultó su malestar por la derrota ante Villa Dálmine y analizó el presente del equipo. “Nosotros tenemos que sumar y no pensar en los rivales”, remarcó.
El DT de Los Andes afirmó que no bajarán los brazos a pesar de la delicada situación con el promedio.
El DT de Los Andes afirmó que no bajarán los brazos a pesar de la delicada situación con el promedio.

El entrenador de Los Andes, Aníbal Biggeri, se mostró dolido por la derrota por 1-0 ante Villa Dálmine, pero no pierde las fuerzas  y confía en revertir el triste presente del equipo, que está último y complicado con el descenso. “No vamos aflojar, tenemos que seguir luchando”, remarcó.

“Nosotros estamos peleando el descenso y sabemos que un día vamos a estar adentro, otro día afuera, es así. Los jugadores lo saben y tenemos que seguir luchando. No vamos aflojar”, señaló el técnico del Milrayitas, consciente de la difícil parada que tiene su equipo en lo que resta de la temporada de la B Nacional.

Leé también:  "Aníbal me llamó y me convenció"

“No tenemos que pensar en nadie, sólo en nosotros. Si no ganamos, no importa que los demás no lo hagan. Nosotros tenemos que sumar y no mirar a los rivales”, agregó Biggeri.

En cuanto al desarrollo del juego, el entrenador hizo un análisis del encuentro en Campana y no ocultó su “bronca” por no sumar, ya que consideró que lo más justo hubiese sido un empate.

“No tenemos que pensar en nadie, sólo en nosotros. Si no ganamos, no importa que los demás no lo hagan. Nosotros tenemos que sumar y no mirar a los rivales”.

“No jugamos bien en los primeros 15 minutos, después lo emparejamos y terminamos bien el primer tiempo, con algunas situaciones. Luego, en el segundo, todo fue chato y ninguno tuvo situaciones. Y lo perdimos por una situación extraña, con un gol en una jugada aislada, que nos dejó fuera del encuentro”, cerró Biggeri.

Leé también:  Los Andes inicia una recta final crucial y por eso quiere festejar en casa

Al cierre de la 15° fecha, y con 30 puntos en juego, Los Andes quedó último en la tabla de los promedios del descenso luego del triunfo de Temperley sobre el líder Sarmiento de Junín y el empate sobre la hora de Quilmes, frente a Mitre, en Santiago del Estero.