El saldo de la derrota ante Lamadrid para el Taladro es la búsqueda urgente de un lateral y el de Huracán es el apuntado.

Romat no tiene lugar en Huracán y en Banfield urge encontrar un lateral por derecha.

La rápida eliminación de Banfield en la Copa Argentina dejó una sensación de desconfianza en el público y también puertas adentro. Sin mucho tiempo que perder, la dirigencia volvería a la carga por un futbolista que ya había sonado como refuerzo para esta temporada.

El apuntado es Nicolás Romat, lateral derecho de Huracán, que no será tenido en cuenta en el equipo de Parque Patricios. El futbolista de 30 años aparece como una opción para un sector donde se improvisó con Jorge Rodríguez (habitual marcador central) y se dejó libre a Gonzalo Bettini. Incluso, en el cruce con Lamadrid, el gol Carcelero llegó gracias a un error del ‘lateral’ en el rechazo que lo dejó en evidencia.

Romat acumula pasos por Atlético Tucumán en el último tiempo, además de Crucero del Norte, Talleres, Central Norte y, en sus comienzos, Quilmes. Sobre él, Eduardo Spinosa había dicho unos días atrás: “No es prioridad. Es probable que no hagamos más nada en el mercado". Hoy, con el golpe de Sarandí, la situación podría cambiar.