El proyecto del club busca generar un símbolo de memoria respecto a la oscura época que atravesó el país. Además, pintarán un mural en el estadio y harán un acuerdo con Abuelas de Plaza de mayo para sumarse a la campaña de búsqueda de nietos/as apropiados/as.
El club, con una política inédita en Derechos Humanos.

El proyecto, una novedad en el área de DDHH, arrancó con una volanteada antes del partido que el primer equipo jugó con River el último domingo por la fecha 19na. de la Superliga Argentina, y convierte a Banfield en la primera entidad del país que busca devolver su condición de socios/as a personas detenidas-desaparecidas.

Leé también:  Bravo y Di Plácido, en la previa del Clásico del Sur

El argumento para dar ese paso es que no se trata de personas fallecidas, sino detenidas-desaparecidas. O sea, no dejaron de abonar la cuota social por su propia voluntad y, por ende, no se los puede dar de baja ni por falta de pago ni por muerte, por lo que las instituciones deben mantenerlos en su padrón.

La iniciativa corresponde al grupo Banfield por los DDHH, pero el club la hizo propia por medio del área de Derechos Humanos de la Subcomisión de Socios. La Institución aportará sus padrones y la logística para trabajar con los casos que eventualmente se reúnan.

Este paso forma parte de un proyecto que incluirá la pintada de un mural en el mismo estadio “Florencio Sola” para recordar y homenajear a los detenidos-desaparecidos de la zona (la llamada “división perdida” del ENAM y los nacidos en el Pozo de Banfield, entre otros), mientras se busca un acuerdo con Abuelas de Plaza de Mayo para que el club se sume a la campaña de búsqueda de nietos/as apropiados/as.

Leé también:  Un Clásico del Sur con realidades diferentes

“Buscamos formar clubes en los que la participación no sea solo ir a la cancha o practicar una disciplina, sino generar espacios de encuentro, a través del cual canalizar inquietudes, malestares, las cuestiones sociales que nos atraviesan. Y lograr respuestas colectivas”, remarcó Juan Quiroz, integrante de Banfield por los DDHH.