La Comisión de Derechos Humanos por la Inclusión, que integran los curas villeros, cuestionó el proyecto que quiere impulsar el Gobierno.
"Significará profundizar en la sociedad los caminos de la violencia, convirtiendo a los adolescentes en enemigos sociales", señalaron.
“Significará profundizar los caminos de la violencia, convirtiendo a los adolescentes en enemigos sociales”, señalaron.

En la antesala de la campaña electoral, el Gobierno nacional reinstaló el debate sobre la baja de la edad de imputabilidad penal a 15 años. Desde la Comisión de Derechos Humanos por la Inclusión, integrada por católicos y sacerdotes que trabajan en villas de Buenos Aires, manifestaron su oposición a la iniciativa.

“Significará profundizar en la sociedad los caminos de la violencia, convirtiendo a los adolescentes en enemigos sociales. Otra vez en enero, resurgen las mismas propuestas simplistas, con fines electorales y sin mirar el tema en su complejidad”, expresa el documento titulado “la baja de la edad de punibilidad es demagogia punitiva”.

Leé también:  Pablo Moyano: “No se podría haber realizado la movilización a Luján sin la venia del Papa Francisco”

Ante una economía en crisis y con el efecto Bolsonaro en auge, el Ejecutivo busca que la seguridad sea uno de los temas principales de la agenda política y social. “Hacemos responsables a los dirigentes, gobernantes y comunicadores que dicen lo que la sociedad ‘bolsonarizada’ quiere escuchar, aun a costa de sacrificar por unos votos la dignidad inalienable de nuestras y nuestros adolescentes”, remarcaron desde la Comisión integrada por sacerdotes y religiosas.