El Municipio firmó un convenio para realizar estudios hídricos en las cuencas de los arroyos Millán y San Martín para rediseñar el sistema de desagües pluviales.
En distintas zonas de Lanús se hicieron obras para mitigar las inundaciones.

El problema de las inundaciones es un tema que desvela a muchos vecinos de Lanús. En algunos barrios, cuando hay lluvias fuertes, el agua se transforma en una amenaza. En la zona Oeste de la ciudad podría ponerse en marcha a corto plazo una solución: se realizarán estudios hídricos para rediseñar los desagües pluviales y avanzar en obras.

El Municipio firmó un convenio con la Secretaría de Planificación Territorial y Coordinación de Obra Pública, dependiente del Ministerio del Interior de la Nación, para realizar análisis en las cuencas de los arroyos Millán y San Martín y, a mediano y largo plazo, rediseñar el sistema de drenaje en vastas zonas de la zona Oeste del Distrito.

Leé también:  Vuelven los placeros a Lanús

“La Dirección Nacional de Preinversión (DNPRI) será la encargada de definir los criterios y evaluar las prioridades para el otorgamiento del financiamiento una vez definidos los criterios para la concreción de los trabajos”, informaron.

Desde la Comuna resaltaron que a partir de 2016, la Secretaría de Desarrollo Urbano "desplegó un programa integral de obras hídricas orientado a mejorar la calidad de vida de todos los vecinos. Las tareas efectuadas en la Cuenca Olazábal (que permitirán mejorar el drenaje en Villa Jardín, Caraza y Diamante) forman parte de este propósito".